jueves, 8 de septiembre de 2011

Mi Crítica y mi Reconocimiento a mi amigo Don José Ramón Morales (del Blog Cuba Española)

La intolerancia no es exactamente un mal terrible, claro que esto es una opinión. Y ya puedo ver a muchos individuos escandalizados por una aseveración de tal tipo. Yo soy intolerante ante el nazismo el cual excluye, por concepto, las “razas inferiores”. Al no creer en sus doctrinas y al estas intentar anular, sin apelaciones, las mías, me siento con derecho a ser intolerante ante ellos. Lo anterior es un ejemplo de cómo puede resultar permisivo, desde mi punto de vista, ser intolerante. Claro que decir esto sin ejemplos tiende a confundir. Un montón de gente se lanzaría de inmediato hacia mi destrucción, sin piedad, simplemente porque es un esnobismo estar contra la intolerancia y ellos, claro está, no piensan en los pequeños detalles, o no piensan por sí mismos.  

Eso le está pasando a José Ramón y lo entiendo porque muchas veces me ha pasado a mí mismo. Desafortunadamente nadie ha salido a defenderme, pero honestamente tampoco me ha hecho falta. José Ramón y yo hemos coincidido en muchas cosas y en otras no, pero sin que esto implique la irrespetuosidad entre nosotros. Es bueno tener amigos con los que se discrepa, muy bueno. Según mi experiencia  la verdad no se encuentra en el consenso, se encuentra en la discusión inteligente y en la honestidad de las personas. Sospecho que ya todos estén deseando que vaya al grano, pues bien ahí vamos.

José Ramón tiene un Blog, Cuba Española, desde hace varios años. En este se defiende, con argumentos muy sólidos, la conveniencia y las razones históricas por las cuales Cuba, en un Estado Democrático, debería valorar si convertirse o no, en una Comunidad Autónoma de España. En mi trabajo, en colaboración con José Ramón, “Una Propuesta del Siglo XXI para una Cuba Comunidad Autonómica de España” abordé este tema, incluso con algunos desacuerdos de mi colaborador. La cantidad de emails que he recibido insultándome, me ha engrandecido de tal manera que me he sentido obligado a seguir investigando sobre el tema y he estado dedicándole una buena parte de mi tiempo libre a comprenderlo. Les aseguro que es fascinante. Como bien dice José Ramón, y muchos otros antes que él, hay una gran leyenda negra detrás de la propia historia de Cuba en relación a España. Es obvio, que quienes conformaron esta tendencia de pensamiento fueron los vencedores, como desafortunadamente siempre sucede. Los primeros presidentes de Cuba fueron Generales de la guerra de independencia, aunque la mayoría de los mambises no fueran independentistas. Claro que esta última parte se les olvidó que debería ser enseñada en las escuelas de la nueva nación. Se fue fomentando así una “labor educativa” en contra de España, y por ende de los españoles. ¿Cómo se logró hacer algo así?

Las guerras siempre muestran lo peor de los seres humanos; las guerras enseñan a envidiar, a odiar. Esto conlleva a que los individuos que participan en ellas se dejen llevar por la pasión en detrimento de la lógica racional del comportamiento humano ¿Cómo matar a mi enemigo si no siento un profundo rencor hacia él? ¡Es tan sencillo! Y esto, por más justo que pretendamos ser, ocurre en los divergentes bandos de las guerras. Nadie habla de que Maceo no les daba la opción de vivir a los enemigos que capturase, nadie dice que simplemente los mataba. ¡Qué poca dignidad matar a soldados indefensos! Sin embargo si se habla mucho de Valeriano Weyler, quien ordenó una reconcentración de la población rural y que esto provocó la muerte por hambre de miles de campesinos. Yo veo las cosas un poco diferente a José Ramón porque yo creo que todos estos comportamientos, los unos y los otros, están plenamente justificados, partiendo siempre de su contexto histórico. No veo justo minimizar, desde la perspectiva de nuestra época, la heroicidad y el papel histórico, más o menos loable, acerca de estas causas de aparente justeza. Si bien Antonio Maceo y Grajales era un déspota y un intransigente militar, también era un excelente estratega y creía en la justeza de su encomienda. Podría decir lo mismo de Valeriano Weyler, pero entonces no sonaría tan bien; no estamos educados para eso.

José Ramón, solo está desnudando a los dioses que crearon para nosotros; los está haciendo humanos. El problema es que los creyentes nunca perdonan que les destruyan a sus altísimos porque prefieren seguir profesando su religión histórica. Son muy difíciles las transformaciones. Yo podría decirle a José Ramón que me importa un bledo la mala opinión que tenía Doña Leonor Pérez Cabrera, sobre su hijo José Martí Pérez, como se puede apreciar en su coloquio de cartas que pueden leer AQUÍ. Para mí la opinión de su madre es irrelevante porque parte del concepto de la familia y obviamente Martí, para bien o para mal, estaba por encima de ello. El Martí que yo aprecio es el Martí que discurría y pensaba por sí mismo, como lo hace mi amigo José Ramón. Ese Martí que con sus zapatos rotos andaba por las calles de New York buscando colaboradores y recaudando dinero para su causa. El Martí que yo busco es el poeta trasnochado que con su pluma en la mano dejaba para el futuro sus pensamientos. Yo le hubiese acompañado con mucho gusto a un par de copas de Ginebra. Un hombre que vivió en la pobreza material y en la opulencia de su pensamiento. Yo me quedo con el Martí que se montó en un caballo sabiendo que no tenía un futuro, más allá de unas horas más de vida, pero que conservaría con ello su dignidad. El Martí que yo veo es el de uno que se cuestionaba así mismo contantemente y que sin ninguna duda buscaba, erradamente o no, el bien de los cubanos. Un gran hombre y sin dudas un ser humano como otro cualquiera. Esa parte humana se la debemos a escudriñadores de la historia como Don José Ramón Morales. ¿Qué haríamos sin él?

Cuando los vencedores se deshicieron de la colonia, entonces pretendieron también deshacerse de algunas partes inconvenientes de la historia. Se obviaron así las partes buenas de la Cuba que pertenecía a España, haciendo solamente visibles las ventajas de ser independientes. Aquí introduzco una pregunta, ¿De veras alguien cree, que ser independientes les hace obligatoriamente más libres? El concepto de Libertad es tan variado que muchos han escrito compendios sobre ello y la verdad es que yo no estoy de ánimos para entrar en esta historia. Solo me voy a permitir decir, que la libertad empieza dentro de nosotros, cuando somos capaces de vaciar nuestra biblioteca mental, una y otra vez, y volver a reorganizarla infinitamente. Esa es mi opinión.

Mi Madre, quien nació en 1948 en Lugo, España, y llegó a Cuba de siete años, me contó una vez una triste anécdota que confirmaría en mí este criterio. Antes de la Revolución ella estudiaba en una escuela privada, pero como todos saben, cuando triunfa la Revolución, todo lo privado, especialmente la educación, desapareció. Así, todos aquellos niños que antes estudiaban en escuelas privadas serían reubicados en escuelas públicas, básicamente las mismas con nuevos nombres. Para ello crearon un sistema de reevaluación nacional, para así determinar en qué nivel ubicar a los niños. Mi madre, que estaba en quinto grado, había calificado para sexto grado, pero el día en que empezaron a llamar a los niños para decir a qué nivel finalmente pertenecían lo hicieron mencionando el origen. Es decir, que cuando llamaron a mi madre dijeron, “Ana Olga García Revaldería, original de España”. Todos volvieron la vista para ver quién era “ese español de mierda, asesino de mambises”. Mi madre entonces guardó silencio y llamaron al siguiente. Por esa razón mi madre se quedó en aquella aula, la de los niños de quinto grado, y como todo en la Cuba de aquella época, inicios de la Revolución, nadie enmendó el error. Así la escamoteada historia hizo sentir a nuestros progenitores españoles. Cuando digo progenitores lo digo en todos los conceptos, recordando incluso que la mayoría de nuestros mambises eran descendientes directos, y en primera línea, de españoles.

Se sembró el odio hacia España porque era necesario que nuestros dioses fueran los únicos dignos de Olimpo de la Historia, y al parecer en aquellas alturas solo cabía la pequeña Isla. Una Isla que no puede desvincularse de España, ni en nuestros días. Yo siempre digo, y se lo he dicho también a José Ramón, que la historia que realmente debería interesarnos es la que falta por construir y que si la historia sirve para algo es para comprender en que nos equivocamos. Nuestros héroes, los Insulares y los Peninsulares eran seres humanos, iguales que cualquier otro que podamos encontrar hoy en nuestras calles. Vivieron la historia como les tocó, y actuaron según las tendencias de la época y muchos fueron, como Martí, libres pensadores.

Yo no creo en los Dioses de los argumentos, pero yo le otorgo el mérito a José Ramón de abrir la mente a otros que prefieren lo consensuado. Para mí lo consensuado es simplemente lo que es conveniente, y esto último puede convertirse en farsa. Podemos discrepar con nuestros amigos, pero dejarían de serlo si no podemos discutir con ellos, y eso debería ser apreciado. Me gustaría que aquellos que tienen insultos y no argumentos, se miren al espejo y piensen en lo que ven. Si se ven a ellos mismos, es preferible que rompan el espejo porque definitivamente no es una buena imagen.

18 comentarios:

  1. Tiene usted un pulso muy bueno para la pluma señor Pedreiturria, no le tiembla la mano. Eso también es peligroso. A mi edad se es más precavido, pero yo respeto a esos que asumen los grandes riesgos. Me complace coincidir con la opinión que tiene sobre el Señor José Ramón Morales y su Blog, pero como verá, yo me atrevo a escribir desde un anónimo. En el medio en donde me muevo, me obligarían a retirarme, y a vivir de una pensión que me limitaría mi Libertad Material, que aprecio mucho, y créame que no apena decirlo. Yo soy de esos que veían mambises a caballo, con el machete en alto, cuando escuchaba mi himno, y los seguiré escachando, y los seguiré viendo. Me sembraron esa imagen y no me sale. Pero yo sé que son sabias sus palabras y al saberlo me siento feliz, tarde o temprano todos tendremos que escuchar. Su pluma es fuerte y no lo digo en cuestión de géneros. Quitaría las imágenes del Che y de Hitler de dentro de los pares, no vale la pena recordarlos ni así, pero esa es su elección, yo le seguiré de cerca. Creo que ha hecho usted muy bien en darle ánimos a José Ramón, yo soy testigo de las inmundicias que otros escriben sobre él.

    ResponderEliminar
  2. acabo de visitar el blog cuba española y lo encuentro muy interesante aunque debería estar más organizado, me pierdo un poco entre anuncios y tantas otras cosas a la vez. no sabía que leonor estuviera tan disgustada con martí, pero así son las madres y creo eso pasa en todas las familias, y con eso coincido con usted en que marti era también un ser humana, todos lo somos. usted tiene razón y no es el único que dice que la historia la escriben los vencedores y entonces yo espero que al final quien venza sea la verdad y que la verdad la escriba. No se desanime, yo fui su primer lector, jaja, se lo dije ya antes. gracias

    ResponderEliminar
  3. Señor Pedreituria. El señor José Ramón no muestra un respeto parejo. El solo critica a los mambises y no creo que le interese el equilibrio del que me parece que usted es más partidario. No me gusta la forma en el señor Ramón busca constantemente atacar a nuestros mambises y como justifica siempre lo que hicieron los españoles. Entonces JR, si hubiera sido el que escribir la historia hubiera despedazado a todo aquel que no fuera Autonomista. Dígame que opina de eso.

    ResponderEliminar
  4. Eso es democracia amigo anónimo anterior. Una lucha de ideas en donde se espera que la mejor sea la que triunfe, aunque no siempre sea así. Si JR no estuviera ahí, ya todo estuviera dicho. Sin embargo el que te guste o no es irrelevante, lo importante es que expliques porque estás de acuerdo o no. Si quieres ser entendido deberás argumentarlo bien, si quieres ser temido deberás amenazar mejor.

    ResponderEliminar
  5. Anonimo anterior9/08/2011 04:51:00 p. m.

    Usted quiere decir que una democracia puede vencer el mal? Puede ganar la idea mala? Entonces para que queremos democracia?

    ResponderEliminar
  6. No iba por ahí lo que le decía, pero sí, eso también. “No quiero decir”, “lo digo”. En una democracia también puede vencer el criterio menos acertado. Ya lo han dicho muchos políticos y filósofos y lo han dicho en último clamor de sus suspiros. A veces los que tienen la razón no saben expresarla, no saben convencer y la mayoría sigue a aquellos que les parecen más convincentes. La mayoría siempre se impone, pero no siempre siguen la idea que incluso realmente les conviene. Esos son los defectos de la democracia, el problema de la NO democracia es que “mayoría es un solo voto”.

    ResponderEliminar
  7. Hola Roberto, muchas gracias por tu artículo y tu apoyo, lo bueno de todo no es el estar de acuerdo con todas las ideas, es saber respetar la de otra persona que no piensa como tú. También quiero darle las gracias a todos los que han opinado. Es verdad que mi balanza va hacia los autonomistas, pero es que han sido ignorados y ellos fueron los que forjaron la cubanía sin dejar de ser españoles, fue su amor por la Isla el que los hizo luchar por igualdad y que los cubano-españoles tomaran las riendas, crearan sus leyes a favor de Cuba, pero siempre dentro de la legalidad. El omitir eso en la historia que nos han enseñado en las escuelas, el que éramos españoles de nacimiento, que fuimos la primera autonomía de España, etc., para mí es una infamia, y la Leyenda Negra creada por Inglaterra, Francia y Holanda, ha hecho mucho daño, hay muchas mentiras o medias verdades. Hay que sacarlo a la lúz pública sin miedo e interpretarlo. La Historia se re-escribe cada 100 años, ya estamos en tiempo. Puse parte de tu artículo en mi Blog y que lo terminen de leer aquí. Un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  8. Una democracia es la mesa de negociacion de los intereses de los grupos que la integran, y gana el que mas fuerza tenga; eso es natural, y es el mejor escenario politico que se pueda pensar. Cuando decimos que a veces no ganan las buenas ideas, en realidad es aquellas que no son buenas para nosotros; ser objetivos, al menos en la medida de lo posible, implica reconocer que para bailar un tango hacen falta dos, con uno no alcanza.

    Ahora bien, respecto a JR y a usted mismo, yo he sido colaborador eventual de ambos; no pongo mi nombre para evitar malos entendidos, todas las personas somos susceptibles de mal etendidos y no me gustaria que un tema apenas interesante para mi afecte una buena relacion. lo digo porque, desgraciadamente, JR ha pecado a veces (creo que bastantes) de ingenuidad; y cuando se trata de politica, eso es un pecado grave, incluso capital. JR no ha podido ver que la enemistad puede ser rastrera y disfrazarse hipocrita para lograr su objetivo; por eso se ha dejado coger en un jueguito de provocaciones en que quien le ataca le brinda apoyo; solo para restarle credibilidad, y desgraciadamente el jueguito ha salido bien.

    En esas circunstancias, no me queda mas que distanciarme esperando que JR alcance la madurez necesaria para que su debate recupere la seriedad que merece, separando el trigo de la paja. Cuesta mucho en este bendito capitalismo feroz hilvanar un pensamiento coherente, para darse el lujo de que dos tontos se aprovechen de un ingenuo y lo tiren todo a relajo tan facilmente.

    Respecto a la Leyenda negra de Espana, sepa que la famosa Denuncia de fray Bartolome de las Casas la publicaron los holandeses para despretigiar a Espana; no porque le interesaran los indios, sino porque ya ellos estaban embarcados en el capitalismo, y ademas se trataba de la geopolitica europea; como siempre, cuestion de intereses.

    ResponderEliminar
  9. Antes que nada una observación general. En este Blog tienen la posibilidad de crearse un nombre. Les propongo el escenario de ser originales ya que hay demasiados anónimos. Esto no implica que me sienta molesto porque no pongan sus nombres reales, aunque reconozco que me gustaría discutir siempre mirando los ojos del interlocutor.


    Bueno Anónimo, fíjese que bueno hubiera sido poderle llamar al menos KR25. Le iba a decir que parece usted bastante molesto, es decir que el tema no le es indiferente, no lo aparentó al menos. Siéndole honesto, me alegra que sea así. Seguramente lo tendré por aquí respondiéndome un buen rato y aprenderemos mucho de ambos. Me recordó usted un puño golpeando una mesa en donde después de ese acto violento ya todo estaba dicho, pero supongo que sea cosa de temperamentos. En ese caso yo podría temerle, pero solo habría logrado eso, no más. Si usted no ha insultado no debería molestarse, si usted ha discutido y ha expresado sus ideas desde una base histórica solida, creíble, pero sobre todo comprobable, no debería usted sentirse aludido. No puedo hablar por José Ramón, pero en lo que a mí respecta no soy político y no veo una obligación de cuidarme de no “ser ingenuo” ya que ese “pecado capital político” no es algo me concierne. En ese caso tan puntual no me importa ser un pecador. Según leí en sus líneas usted incluso dice que “es tema apenas interesante para usted”. Aquí, ya desde hace un rato, hay dos temas, uno sobre la historia adulterada y olvidada y otro sobre los insultos desmedidos que ha tenido que sobrellevar José Ramón. Supongo que se está refiriendo al primero, parece más obvio. Disculpe usted si me equivoco. Si no me equivoco, entonces le diría que no hay cotilla para mi más interesante que la historia y si usted leyó mi artículo debería haber advertido que si yo discrepo en algo con JR es en revisar la historia desde una sola posición y no tener eso que yo llamo “empatía histórica”.

    Yo he leído muy atentamente lo que usted ha escrito y hay una parte que me confunde mucho porque tal vez hubiera sido muy necesario que pusiese un ejemplo. Usted dice “que la enemistad puede ser rastrera y disfrazarse hipócrita para lograr su objetivo; por eso se ha dejado coger en un jueguito de provocaciones en que quien le ataca le brinda apoyo” Lamento, no es falso lo que le digo, pero no capto su idea. Preferiría que se explicara mejor porque yo no me atrevo a responder lo que no entiendo.

    ResponderEliminar
  10. Sobre lo de la coherencia del pensamiento, estamos de acuerdo. Cuesta mucho, mas si nuestra forma de aprender está basada en pilares que pueden ser derrumbados. La ciencia tiene el defecto que edificarse sobre cimientos que pudieron ser elementos convenientes en un inicio, pero no necesariamente los mejores. Un ejemplo…., perdone que me distancie, comprenderá al final que era necesario. Un ejemplo es nuestro sistema decimal, seguramente pensamos en términos decilogicos porque teníamos diez dedos, ¡nuestra arrogancia humana!, entonces creamos diez números simbólicos que van de cero al nueve y con eso construimos nuestro mundo, nuestro sistema de cálculos y llegamos a eso que llamamos nuestra ciencia. Con esos números encontramos secuencias naturales como figonacci, o el número Pi, para entrar en materias más populares. Descubrimos que existían al menos una veintena números proporcionales que estaban presentes en la naturaleza, dicho sea de paso de manera natural. Sin embargo todos estos números son “irracionales”. Tal vez estas mismas proporciones naturales fueran números enteros si hubiésemos escogido digamos, es solo un ejemplo, un sistema numérico de base siete. Pero imagínese, entonces ningún teorema de hoy seria valido, ni la integral de Lebesgue, o las proporciones logarítmicas, nada. Tendríamos que empezar otra vez a construir nuestros enfoques matemáticos, que nadie duda que serán igual de eficientes. Eso es algo que nadie quiere, simplemente porque es demasiado trabajo. Eso es lo mismo que pasa con la historia, es demasiado trabajo reorganizar nuestra mente, es demasiado difícil ser coherente porque nos enseñaron a apoyarnos en pensamientos básicos, pilares débiles, pero pilares. Entonces llega usted, me pareció, y me llama un tonto que se aprovecha de un ingenuo. ¿Sobre qué base se puede ser tonto en su estructura de conocimientos?, pero sobre todo quien es el Ingenuo, ya que yo soy el tonto. ¿Usted? No me lo ha perecido.

    Sobre su último punto. La leyenda negra. Se quien lo público y supongo que este en lo cierto en la razón por lo que lo hicieron. También es lógico creer que lo hicieron impulsados por los intereses. Eso el mundo y la sociedad, un paquete de intereses, es la naturaleza del ser humano, la de mostrar o no interés por algo y tomar acción sobre ese interés. Yo espero que los intereses evoluciones de alguna manera favorable para todos, dado que la propia evolución empieza en el pensamiento. De cualquier manera no tenemos que estar de acuerdo, sería bastante aburrido. Estar con la mayoría siempre es preocupante, uno se pregunta si se dejó arrastrar, al menos a mi entran dudas siempre. De todas maneras yo me siento una minoría en este mundo, siempre lo he sido. Lo fui en Cuba, lo fui en Europa y lo soy EUA, no espero que me traten bien y estoy preparado para eso.

    Muchas gracias por su comentario y me gustaría mucho verlo de vez en vez por aquí.

    ResponderEliminar
  11. Usted parece muy hábil expresándose, me queda decir que usted sí parece un político. Y no se haga el de las minoría, que usted, desgraciadamente son de los mismos que puede arrastrar a las muchedumbres. A mi cuesta decir las cosas y me demoro mucho tiempo para llegar a la coherencia a la que se refería el anónimo que respondió antes (Yo no soy el). Me haré llamar para complacer su requerimiento Lorca.

    Yo me sentí inculto con sus ejemplos matemáticos cuando explicaba usted lo de los simientes del conocimiento, pero lo entendí. Felicidades, eso fue todo un alarde de análisis y de buena base matemática. Supongo que quería humillar aunque aparentase esa tranquilidad que yo no creo. Según tengo entendido es usted un científico que ahora se dedica a escribir. ¿No le parece inapropiado que el cura le hable en latín a los castizos? ¿Dónde pretende usted llegar con esa misa? ¿Al mismo nivel de los populistas de Latinoamérica que dicen cosas para que todos se sientan sorprendidos y minimizados para que después voten por él? Me preocupa usted, y estoy pensando que a todos los científicos deberían contratarlos de inmediato no sea que se conviertan en alquimistas de sentimientos de la gente humilde como yo. Sin embargo usted no me convenció. El señor JR se comporta como un escurridizo roedor desde la tranquilidad de su Blog, dedica mucho de su tiempo en ver como atacar la historia que le molesta, el hace exactamente lo que usted dice que han hecho otros pero a la inversa. No siento aversión ni hacia España, ni hacia los españoles, todo lo contrario, pero le recomiendo que revise nuevamente el Blog de su amigo, usted no ha analizado el lenguaje que utiliza contra los mambises. No es igual que usted que como dije antes me parece que busca un razonamiento más pausado. El no, el sube del otro lado de la balanza y se pone a brincarle arriba, el es de los que además quiere romper la balanza. Entonces uno lo siente. Es como que si te dicen que tu hijo es un ladrón y sabes que el que te lo está diciendo tiene un hijo narcotraficante, molesta mucho señor. Usted, ¿no se cual es su agenda?, pero es de las personas de las que me preocuparía si lo veo en un pedestal hablando, porque los mas HP normalmente son los más convincentes.

    Yo creo que sería bueno para los cubanos una unión a España, pero un porciento muy grande estará receloso y ya, solo por eso, no va a suceder. Es decir, que JR pierde su tiempo y usted el suyo por apoyarle.

    Sobre su opinión de la democracia, estamos muy de acuerdo. Es bueno coincidir en algo también.

    ResponderEliminar
  12. Debo varias respuestas, siento hacerlos esperar hasta el martes. Si tengo un tiempo respondere antes, pero lo dudo. Sr. Lorca solo le digo que no me conoce, no entiendo su ligeresa al suponer (opiniar de mi). Sin embargo veo que ha tratado de informarse, sus fuentes fueron realmente pobres. Le prometo una respuesta, pero no puedo ahora.

    ResponderEliminar
  13. Oye, hay una cosa que me dio mucha gracia. Hay uno que dice que no pone su nombre para evitar malos entendidos. Yo no lo pongo porque no me da la gana, pero nunca diria que con no poner un nombre se evita malos entendidos. Eso es tener muy poca verguenza. Señor administrador usted tiene mucha pasiencia con esa gente, mis respetos de verdad.

    ResponderEliminar
  14. Señor Roberto Pedreiturria. Como podría contactar con usted? He escrito algo y me gustaría conocer su opinion.

    ResponderEliminar
  15. Muy buen articulo. JR se merece apoyo, pero no esta solo. Hay mucha gente como usted y como yo que lo va apoya.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias Carbonero por sus observaciones. Usted puede enviarme un email con el suyo a jr_iturria@yahoo.es. Ahí estoy recibiendo mi correo basura (pero no piense usted mal). Una vez que contactemos yo le daré mi correo regular.

    Anónimo uno, muchas gracias y no se te preocupes que no me desanimo.

    Anónimo dos, yo pienso que el equilibrio no va a existir nunca, pero no es del todo cierto lo que usted dice. Hay muy pocos que dicen lo que dice Jose Ramon y muchísimos que no lo dicen y por el contrario dicen otras cosas. Es decir que el brincoteo de JR es más bien una actitud defensa porque ve que la balanza no quiere ceder. Usando su metáfora, hay una soga que ata la balanza y tira de ella hacia abajo por el lado contrario de JR. Y esa soga no es más que la historia que le enseñaron hecha tradición.

    Señor Lorca. Primero que nada gracias por elegir un seudónimo. Si su objetivo era ofenderme estuvo cerca, pero me tomé mi tiempo antes de responderle. No me gusta que me arrastren los impulsos. Sí, soy hábil expresándome y eso le molesta a muchos, pero no crea, realmente a mi no me gusta gastar mis palabras con todo el mundo. Este blog es un capricho para cuando tengo algo que decir. No estaba destinado a responderle a nadie. Yo, perdóneme mi egoísmo, no me caliento la cabeza con la ignorancia de otros; para mí la ignorancia es una elección natural. Su sarcasmo saltó a la vista antes de que rematara con sus palabras fulminantes de que yo solo quería humillar. ¿Sabe?, ahí fue donde me hizo pensar mucho. No quiero ser supersticioso, pero detrás de sus líneas, pareció usted conocido(a), pero eso es “creer” y no es “saber”. Entonces, como si todo fuera normal, le digo que usted no me conoce. Tengo dos hijos que no viven conmigo, que me quieren más que a nadie, que me han adiestrado a responder con ejemplos de ese tipo. Les gusta que les enseñe lo que se, seguramente con ese afán natural de superar lo que realmente valoran. Ellos no se sienten humillados cuando aprenden algo. Realmente, muchos lo saben, y ciertamente si, los números y yo danzamos con la misma música. Sí, mi misa es numérica, pero le digo además que en ella puedo ver poesía, lo siento si no es capaz de entenderlo. De acuerdo a mis criterios todos somos políticos. Cuando me refiero a que no soy político se debe únicamente a que no me alineo a ningún partido o grupo político. No han creado aun un partido político que me agrade completamente y si lo crean seguramente seré yo mismo el que lo haga y seguramente también seré yo mismo su único miembro. Me imagino que esto también responda a otra de sus preguntas, no tengo ninguna otra agenda, que no sea la de ser feliz y eso, ahora mismo, es algo que tengo. Me imagino que se ha leído usted el Blog, o una parte del Blog de JR, y tengo el presentimiento de que no le desagrada tanto como supuestamente hace ver. Si fuera de otra manera no creo que jamás me hubiera dicho que no ve a mal que Cuba se convierta en una autonomía española, pero puedo entender que le moleste que se metan con los mambises. No me extraña, usted parece ser demasiado común. Sobre de que los más HP son los más convincentes, tengo una hipótesis, tal vez le parezca a bien analizarla, si es capaz claro. Cuando un HP es convincente para alguien, por muy bien que se exprese, habría que ver si ese alguien también es tan hijo de la patria como el primero. Yo veo ahí un efecto de afinidades, nada más. Eso también es de gente ordinaria. Donde usted se esmeró fue en lo de científico, lo soy y siempre lo seré y no me venderé como ropa vieja en hospitales para ser esclavo de los dioses médicos, como se de alguien que abandonó un proyecto de cura contra la parálisis, para convertirse en cómplice del penoso sistema de salud de los Estados Unidos; por dinero. Me imagino que personas como yo siempre han de molestar. Nada es perfecto.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. El comentario de Victoria fue eliminado porque era ofensivo, con una fuerte tendencia a la idiotez, descalificante, grosero y evidentemente desbordaba un gran odio. A mi realmente me apena la infelicidad de otros, pero no pienso permitir irracionalidades en mi blog. Su ofensa no se limitó solo a mi persona, si que también se refirió al resto de los participantes, esto último fue lo que me llevó a mi definitiva decisión. Les pido disculpa a todos por mi demora en reaccionar, pero he aprendido a no actuar en ese estado que llaman caliente. Gracias a todos. A partir de ahora, me siento obligado a cambiar la configuración del Blog. Solo tendrían abrir una cuenta, nada más que eso. No habrá censuras en mi blog respecto a las ideas, pero me tomo el derecho a eliminar aquellos comentarios ordinarios.

    ResponderEliminar

Los comentarios podrían ser moderados con posterioridad. No serán admitidos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o que por su contenido pretendan serlo. Los comentarios que, en opinión del moderador, sobrepasen los límites de las descalificacions personales, también serán eliminados.