viernes, 16 de noviembre de 2012

Carta a los Represosores Cubanos


Carta, abierta o cerrada, como te apetezca llamarla, a los agentes de la Seguridad del Estado y otros Delatores y Represores del Gobierno Cubano.

Se preguntarán ustedes porque perder este tiempo si en definitiva gozan de la inmunidad que les otorga el Gobierno de la Isla. Puede que no les parezca importante, porque de cualquier forma no hay nada más básico que el de cumplir con un deber; ese supuesto deber. De deberes hablaremos más adelante. Seguramente se asombraran de cómo me la he ingeniado para hacerles llegar esta carta a ustedes, aunque reconozco que no a todos como quisiera. Es que los tenemos muy presentes y cada cubano que los haya sufrido se sentirá a gusto en hacerles llegar esta carta. Recuerden que estamos viviendo la revolución de la información así que no es tan difícil. 

Fidel Castro bajó de la Sierra y en su recorrido hacia la Habana fue deteniéndose en diferentes ciudades para dar discursos a sus ciudadanos. En todas estas arengas, hablaba de la importancia de la libertad de prensa y de la libertad de expresión. Se refería con mucho desprecio a los chivatos y a los esbirros del gobierno de Fulgencio Batista. Claro que esos discursos tú no los puedes leer hoy. Incluirlos aquí harían esta carta demasiada extensa.

Ya saben como le gustaba hablar al Comandante. Pues bien, ustedes son todo lo que técnicamente el líder de la Revolución Cubana decía “despreciar" en 1959. Pero no hay sorpresas aquí. Son exactamente la misma cosa, con la diferencia de que hay demasiada presión sobre Cuba y ahora no pueden aparecer muertos en las cunetas. Ahora hay que silenciarlos a través de la difamación, el encarcelamiento o en esas muertes "accidentales."

Sí, también hay asesinatos. Se usan métodos más discretos, como accidentes en carros, enfermedades repentinas o descuidos médicos que no son descuidos en realidad. Las ejecuciones secretas también se aplican, pero antes deben morir ahogados en el intento por alcanzar las costas de las Florida; se que me has entendido. Tu dirás, ¡pero yo no he matado a nadie! Si, ya lo sé, tu eres basurilla del montón, pero eso también debería preocuparte.

Las inversiones de capital cubano en países como Chile y Argentina han aumentado mucho en los últimos diez años. Si tienes una inteligencia media, no tienes que ser una lumbrera para analizarlo, eso es extraño. Al día de hoy los inversionistas, sobre todo cuando tienen un capital muy limitado prefieren arriesgarlo en países pobres, pero con estabilidad económica. La moda es China, de seguro que eso si lo sabes, pero hay muchos más. Ni Europa, ni los dos países más sureños de Sudamérica son buenos para invertir capitales relativamente pequeños. De modo que aquí hay gato encerrado. ¿Qué crees de eso? Te ayuraré a entenderlo.

La mayoría de estas inversiones son en el ámbito inmobiliario. En Chile y Argentina suelen ser mansiones con grandes extensiones de tierra. También hay un banco en Londres, muchas  agencias de viajes, inversiones en MRW y negocios pequeños en el resto de Europa, casi siempre centrados en sector del entretenimiento y el consumo.  Lo curioso es que casi siempre son sociedades anónimas.

Hemos visto a miembros de la familia Castro, esos que no son tan famosos en Cuba, hacerse fotos con políticos corruptos y multimillonarios de diferentes países. Es normal que los veteranos de la Resolución quieran para su familia un mundo mejor, uno que por cierto no está en Cuba. Para ello, estos herederos de fortunas hechas con los despojos de un pueblo, tienen que ir abriéndose camino en el exterior. En criminalística a esta manera de actuar se le denomina lavado de dinero. Cuando la fuente del dinero no es lisita, se hacen inversiones sucesivas hasta que se pierde el rastro de su procedencia. Esto tiene el objetivo de garantizar que en el futuro,  estos herederos allende Cuba, tengan las "manos limpias". Queda garantizado que el día que el control político sobre el Estado caiga en manos de otros políticos, no habrán pistas sobre el destino de ese dinero. Así, que si los nuevos políticos están dispuestos a reorganizar la sociedad y a exigir cuentas de estas malversaciones, solo podrán actuar contra los supervivientes de aquella casta política inicial. Sus herederos gozarán de la impunidad que les otorga todo ese tiempo que han tenido para maniobrar.

Los cubanos de la oposición quieren un cambio social y justo. Donde haya oportunidades para todos, incluso para ti. Tus gobernantes están conscientes de que tendrán que cambiar, pero preferirán hacerlo al corte de Rusia o China. Donde los altos dirigentes siguieron al frente de las grandes empresas. Eso de la Dictadura del Proletariado ya se les pasó de moda y ahora buscan la forma de adaptarse, pero sin perder el control.

De manera que, mientras tú recibes el premio de unas gafitas popularizadas y unos pocos CUC, hoy, la preciosa y rubia nieta de Castro se pasea por NY con relojes Rolets y prendas de Armani. De eso, por supuesto, no te enterarás en Cuba. Esa es una de las razones por la que me atrevo a decirte que estás haciendo el papel de tonto, porque entre tú y yo sabemos, que no tienes nada que agradecerle a esa Revolución. Pero silencio, que nadie se entere.

Existen otras razones por las cuales te exhortaría a que dejes apabullar a tus compatriotas, incluso puede que estas te interesen más. Una de esas razones es que en muy seguro que en el algún momento el sistema sucumba. Es verdad que el exilio lleva muchos años pronosticándolo y no ha pasado nada. Sin embargo, «es pura dialéctica», como dirían esos sabios cubanos que nos impartieron Marxismo Leninismo en otros tiempos; «todo cambia». Y de verdad te digo, puede que ese momento este más cerca de lo que puedes imaginar. Piensa que toda esa casta de viejos líderes rondan los 80. Apenas pueden caminar y llevan en los bolsillos un pul de píldoras que tienen que autosuministrarse diariamente. Te dirigen unos ancianos.

¿Que te quiero decir? Cuando eso suceda todo esa información que hoy es secreta pasará a ser de dominio público. La forma en que se hará no la sabemos, pero será así porque es lo que siempre a ocurrido. Cuando cayó la Unión Soviética la mayor parte de esos documentos secretos terminaron en manos de periodistas norteamericanos y no se si sabes lo impertinentes que pueden llegar a ser estos personajes de la prensa.

El caso de la República Democrática Alemana es muy especial e ilustrativo. La STASIS, mucho más temida que la KGB y que la misma Seguridad del Estado Cubana, había montado una red impresionante de agentes por toda la Alemania del Este. Uno de cada cinco alemanes orientales de alguna manera trabajaba para la STASIS. Eso tuvo una repercusión muy vergonzosa para la sociedad alemana y decidieron que todo alemán tendría derecho a acceder a esos documentos. Muchos descubrieron horrorizados que un vecino o un familiar los había delatado.  

Si algo hace una agencia de seguridad nacional de cualquier país es documentarlo todo y por supuesto todas tus reuniones y misiones están muy bien explicadas en algún documento que aún no conoces. Por si fuera poco, hay otro problema en ese asunto. Esa información vale mucho dinero. Así que no pienses que los altos directivos de la Seguridad del Estado Cubana no lo saben. Muchos, mejor informados que tú, ya están pensando en como sacar provecho de la misma en un futuro muy próximo. Para colmo ya no estamos en la década de los 90. Ahora muchos Megabytes  pueden ser transportados en pequeñas memorias USB, y cualquier teléfono tiene una pequeña cámara incorporada que permite hacer muchas fotos de una calidad aceptable.  Lo que te quiero decir es que lo que no se sepa hoy, se sabrá pronto.

Si tu crimen no fue grave, no recibirás pena, pero la sociedad misma te señalará con el dedo y no te dejará crecer. Vivirás resignado a que tus errores no tienen remedio. Todos aquellos seres a quienes reprimiste recibirán finalmente el reconocimiento de su pueblo. En el caso de los pejes gordos, esos estarán muy lejos de esas convulsiones sociales en la que te habrán embaucado. Tú eres una pieza sin importancia en este juego. Concientízalo, porque es la verdad.

La razón más importante, por la que deberías de dejar de hacer lo que haces, es porque es indigno. Es de cobardes apabullar a una minoría que ha tenido el valor de levantar la voz por ellos, por tu pueblo y por ti mismo. Lo haces detrás de las faldas de la Seguridad del Estado, que te protege de momento y te hace sentir intocable. Te elevas por detrás de una mayoría que es relativa. Los que te desprecian y no lo dicen es simplemente porque te temen y no porque te aprecian. Cuando tengan la oportunidad se volverán contra ti y en ese momento comprenderás que no eras esa mayoría que suponías, si no una pequeña mancha que todos estarán dispuestos restregar hasta borrarla.

¿Cual es tu deber? Eso depende de lo que consideres deber, porque eso siempre es una elección. Si consideras que es legítimo lo que haces, que existe una justificación loable para reprimir a personas que están desventaja, pues adelante, cumple con ese deber. En cambio si consideras que tú deber es contribuir a que haya un cambio favorable para tu país, para que salga de esa monotonía histórica que lo ha llevado al fracaso social y al económico, tu deber es no seguir con ese papel de moderador abigarrado y violento.

Yo, pienso que aún tienes tiempo, incluso en el caso de que hayas hecho cosas ignominiosas Nuestro pueblo siempre ha tenido la capacidad de reivindicar a aquellos que han reconocido sus errores a tiempo. Pero no lo hagas a última hora porque nadie te creerá. Cuando el ejército de tu líder se acercaba al éxito, muchos carceleros de Batistas se esforzaron en dar una mejor imagen de sí mismos a sus cautivos, pero no les creyeron. Tu podrías estar muy pronto en la misma situación, con la diferencia de que vives en el siglo XXI y  la información no desaparece de un disco duro aunque haya sido formateado mil veces.

Por último me gustaría que te quede bien claro que esto si es una amenaza, pero una inteligente, que deberías analizar en la soledad de tus pensamientos. Nadie te desea el mal, pero el bienestar de un pueblo entero es más importate que tu individualidad, que desde el punto de vista clínico se comportaría como una célula cancerígena a la que habría que extirpar. Creo que estás en el grupo equivocado y la ventaja que tienes ahora, será tú desventaja mañana. Al menos, ya que no tienes el valor de estar con la razón, deberías mantenerte al margen. Tu elijes, compañero.

Un cubano como tú.

3 comentarios:

  1. El que no oye concejos no llega a viejo.

    ResponderEliminar
  2. Ya me estoy artando un poco de ti. No se si bloquear tu IP o no. En fin, que yo pensaba decirte exactamente lo mismo.

    ResponderEliminar
  3. Robert, hace rato que te veo lidiando con este este tipo. Bloquealo ya. No tienes porque soportar ese acoso. Dame la IP que ya sabemos que es de Miami, a ver si hablo con un amigo para saber quien es el maricon este. Y a todos los chivatos, y eso va con todos los que estan camuflados aqui en Miami, que despues no vengan llorando, porque ustedes saben muy bien lo que estan haciendo. Me cago en tu coño de tu madre 9-407. Deja que te cojamos.

    ResponderEliminar

Los comentarios podrían ser moderados con posterioridad. No serán admitidos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o que por su contenido pretendan serlo. Los comentarios que, en opinión del moderador, sobrepasen los límites de las descalificacions personales, también serán eliminados.