sábado, 6 de julio de 2013

China no cree en fronteras.



La Nueva extrategia China

Foto de la Voz de Rusia
Acaba de firmarse un acuerdo de libre comercio entre China y Suiza. La idea de este acuerdo comercial ya llevaba muchos años en la agenda de ambos países. Tanto los chinos como los suizos, creían que se llevaría a cabo en el 2010, pero por razones no aclaradas se retrasó hasta el día de hoy. En la firma del acuerdo participaron el Ministro de Comercio Chino, Gao Hucheng, y el Consejero Federal Suizo, Johann Schneider-Ammann.

Antecedentes

Da la coincidencia de que el acuerdo se firma en momentos en que la Unión Europea está planteándose el aumento de los aranceles a los productos provenientes de China y los Estados Unidos está pidiendo al gobierno de Beijing que libere el precio del Yuan. China respondió a estas exigencias, diciendo que el aumento de los aranceles a productos chinos en Europa haría que Beijing tomara medidas radicales. Una de esas medidas sería aumentarle los aranceles a productos europeos como el acero y producciones de alta tecnología. Sobre la petición de Estados Unidos, que iba destinada a mejorar la situación de los obreros chinos dándole mayor poder adquisitivo al Yuan, China respondió que había legislado una ley en donde se le aumentaría el 40 porciento del salario a los obreros chinos. Esto último es poco creíble, porque los sindicatos chinos pertenecen al Estado y nunca salen a relucir las irregularidades

La situación

El aumento de los aranceles a productos europeos en China no repercutiría en la economía Europea de forma significativa. Los mayores consumidores de productos europeos son los propios europeos. La idea de frenar la entrada masiva de productos chinos en Europa va encaminada a proteger la industria europea que ya va dando síntomas de fragilidad, ante la realidad de que muchas de sus industrias se han marchado de la región. Uno de los ejemplos es la productora automotriz Opel, que ha cerrado una de sus líneas en Alemania y estudia la posibilidad de instalarse en China. Ese es el panorama general europeo, empresas que cierran y se marchan, aumento del desempleo y mayores gastos para los gobiernos. China, por el contrario, apenas asume gastos  en ese sentido y los empresarios gozan de una total impunidad. China crece industrialmente y Europa decrece.

Sin embargo la situación de Europa no es tan caótica como la de los Estados Unidos. Lo que está por suceder en el Viejo Continente ya lleva años sucediendo en el Norte del Continente Americano. La canasta de alimentos de los estadounidenses contiene un 87 porciento de productos foráneos, fundamentalmente de América Latina. La industria electrónica, la automotriz y la mayoría de los enseres domésticos e industriales provienen de Asia. El ciudadano norteamericano prefiere un Nissan a un Cadillac por la diferencia de precios, a pesar de que Cadillac produce con mucha más calidad. La casa de un ciudadano medio norteamericano posee un 91 porciento de productos chinos, un 6 porciento de otros productos asiáticos, un 1 porciento de otras naciones del planeta y solo el otro 2 porciento es de producción nacional. En ese dos porciento se incluye la pintura de las paredes y la madera de las puertas y las ventanas. ¿Qué produce Estados Unidos comparado con China? Prácticamente nada. De manera que la situación económica de Estados Unidos no es más que una gran deuda a China y una desindustrialización acelerada.

Respecto a Europa, habría que ver cual será el próximo paso de la Unión Europea en el asunto. Es obvio que China busca a toda costa una brecha en el mercado europeo. A su vez, la amenaza china de bloquear productos europeos, no compensa en diferencias las ventajas que representaría para Europa proteger a su industria.

Los ciudadanos europeos deberían estar esperando ahora que la Comunidad Europea revise sus acuerdos comerciales con Suiza, porque ahora ese país es el coladero perfecto para la llamada “chatarra china”; productos baratos y de corta durabilidad. Si el gobierno europeo se hace de la vista gorda con el asunto, la industria europea se irá al garete y muy pronto Europa será una China más. 

Ver también: Corrección a la Campapaña Pro-Consumo Nacional

1 comentario:

  1. Alguien deberia pararle los pies a esos explotadores y maniaticos sin escrupulos.

    ResponderEliminar

Los comentarios podrían ser moderados con posterioridad. No serán admitidos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o que por su contenido pretendan serlo. Los comentarios que, en opinión del moderador, sobrepasen los límites de las descalificacions personales, también serán eliminados.