martes, 9 de junio de 2015

De Revoluciones e Intelectuales


Es interesante ver que existe una constante en cuanto a la forma de entender la intelectualidad en todas las Revoluciones. (No se entiende por Revoluciones a las Dictaduras, aunque lo primero pueda conducir a lo segundo). Para empezar por alguna de estas Revoluciones, pondría primero mencionar a la francesa, seguiría por la rusa, después por la de la Alemania Nazi, tal vez viene bien la china de Mao, y por supuesto, como soy cubano, la de Cuba. Pues bien, todas en sus inicios hicieron cambios radicales en la Intelectualidad. Todas las mencionadas hicieron quemas de libros y sobre todo reprimieron y asesinaron a los intelectuales que no se acoplaban con la visión de la Nueva Sociedad.

Es casi parte del folclor de la Historia la caza de gorriones que impulsó Mao, “para salvar la cosecha”, que al final se volvió a perder porque las plagas que antes se comían aquellos gorriones pasaron a una ofensiva mayor. El Che tenía una fuerte visión anti-intelectual y tachaba de estos de parásitos inútiles. El pensaba que todos los buenos revolucionarios deberían oler a grajo – Como narra Núñez Jiménez en su libro “En marcha con Fidel” –. Y es lógico. El intelectual viene corrompido con ideas independientes, o cuanto menos diferentes. Para construir una sociedad nueva, hace falta un ser humano nuevo y esto circunscribe a los intelectuales. Diríase que entonces el intelectual, con toda razón, es un ser detestable porque lleva la semilla de la inadaptación.

Propaganda maoista que llama al exterminio de gorriones
Fidel Castro y Ubre Blanca
Acabo de escuchar a una joven venezolana-revolucionaria-chavista decir que, “la solución para la escasez de acetaminofén, es sembrar plantas de acetaminofén”. Siendo irónico con toda intención, seguramente después no podrían recoger la cosecha por falta de cajitas. Otra vez la oligarquía, el imperialismo, las transnacionales, etc., serían las culpables, nunca la incapacidad de estos revolucionarios que piensan que los intelectuales, con sentido de independencia, no son realmente importantes. Las revoluciones se apoyan en ese entusiasmo, pero no en el pensamiento libre. ¿Quienes son los que tienden a pensar de una manera más libre? Para mi no hay dudas, los intelectuales.

Hay un desprecio muy marcado hacia el que habla con cordura, pero sin dejarse llevar por esa pasión revolucionaria. Se nota en los debates, porque el lema que funciona es el de “si se puede”, aunque sea algo tan absurdo como sembrar un producto que se obtiene por síntesis químico-orgánica y no por métodos agrícolas. La gente aplaude sin detenerse un segundo a pensar en el contenido, porque no importa el disparate, solo cuenta el entusiasmo. – El razonamiento lógico, puede menos que el razonamiento emocional –.

“Como los revolucionarios siempre podemos”, podemos destruir todas las vaquerías del país (o la mayor parte de ellas) para sembrar caña de azúcar. Entonces el precio del azúcar cae, nos quedamos sin carne y sin leche, pero nos asignan 20 libras de azúcar per cápita. O, los cubanos de mi generación todavía alcanzarán a recordar, a aquella vaca que podía dar cien litros de leche diarios, según el Comandante en Jefe. ¿Qué dirían hoy esos grupos enardecidos que defienden con tanta vehemencia los derechos de los animales? Dirían: "es un abuso", pero un intelectual con cultura agropecuaria diría: “es imposible”.

(La “esencia” de este artículo, no el “texto”, forma parte de un libro que está en proceso de revisión).

7 comentarios:

  1. Muy bueno. La Revolucion cabana nos lleno de burros y nos arrebató una generación de grandes intelectulaes. Por suerte somos cubanos, y seguimos teniendo my buenos pensadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que funciona lo de la mujer desnuda, mirame aquí. Pero despues del calenton y leer tranquilo, me valio la pena. Muy bueno el articulo amigo, y muy simpatica tu forma de reclutar un lector.

      Eliminar
  2. Es verdad que los intelectuales son los que mas sufren en las revolutiones, porque van por su cuenta y eso no lo puede permitir un movimiento que intenta cambiar algo. Pero yo no acepto que se compare a la Revolucion Francesa y la Cubana, con la Nazi. Ninguna fue tan desalmada como la ultima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, se ve que no te gusta que te toquen a la Revolucion Cubana. Primero, nadie hizo una comparacion general, la comparacion iba en el asunto de los intelectuales. Asi que lee mejor y deja la boberia. Pero dejame decirte, que tu Revolucion Cubana lo unico que cambio fue la posicion de Cuba en el mundo, pasandola de un pais prospero y a un pais muy pobre. Esa fue la mierda que hizo tu Revolucion Cubana, lo de mas es porpaganda de izqueirda retrograda y desesperada. La mentira dura un tiempo papito, y se les esta acabando.

      Eliminar
    2. Carlos Alrberto ...6/19/2015 02:28:00 a. m.

      ¿Qué no le toquen a su Revolucion cubana? ¿Y por qué no se va a Cuba a defenderla? Los castristas más fanáticos viven en el terrible capitalismo. Hablan mucho, pero ninguno se muda de país ni con una pistola en la la cabeza. Hipócritas.

      Eliminar
  3. Carmela Luapendi6/19/2015 02:14:00 a. m.

    Me gusta el Blog. Es un articulo con una prosa bonita, una brevedad util y una objetividad indiscutible. Felicidades a los realizadores.

    ResponderEliminar

Los comentarios podrían ser moderados con posterioridad. No serán admitidos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o que por su contenido pretendan serlo. Los comentarios que, en opinión del moderador, sobrepasen los límites de las descalificacions personales, también serán eliminados.