viernes, 7 de octubre de 2011

Un cobarde de baja intelectualidad, pero de confianza



Recientemente traté de participar, por segunda vez, en el Blog “La Pupila Insomne” que dirige Iroel Sánchez. Esto último no lo supe hasta que este señor, cuyo nombre no es tan abundante decidió omitirme. Fue sencillo, puse su nombre en Google ahí estaba, Director Nacional del Instituto Cubano del Libro. Aparecía con varias entrevistas, sonriente siempre  y con la mirada esquiva; clavando sus ojos en algún lugar del suelo. Mucho antes, confieso, tuve ese instinto de escritor de presuponer que era él quien me censuraba, o su equipo, da lo mismo. Lo presupuse por su respuesta, era una ventana que iba en la dirección indiscutible de «si no nos conviene lo escribes, no pondrás tus “mentiras” aquí». Claro que la palabra mentira puede ser un objeto de interpretación para estos individuos que no soportan opiniones que les contradigan, ni el dialogo coherente y sin consignas. A pesar de ello, incluso a pesar de esa baja capacidad elocutiva, como se nota en sus entrevistas, no creo que Iroel sea inocente y desconocedor de lo que sucede en realidad dentro de la Isla. El es un privilegiado con acceso  la información exterior y eso me hace inferir en su actuación una maldad profunda. Aun así acepto poder estar equivocado, pero lo expongo al juicio y al análisis de todos.

La primera vez que fui censurado por Iroel, me conllevó a escribir un pequeña artículo; Los ofiBlogs. En aquel momento ni siquiera me había interesado por saber quién dirigía La Pupila Insomne. No suelo dedicar mucho tiempo a esas investigaciones. La prueba está en que no le nombre en ese artículo anterior. Ahora, dada la envergadura de la desfachatez y la reiteración de un acto que muestra la poca convicción para aceptar el reto de la discusión, no puedo hacer otra cosa que decir algo. Ya pasaron muchos días y nada. Lo hago aquí, en mi pedazo de independencia, en donde este tipo de «valientes de entre mil  enardecidos» siempre será un invitado, pero dudo mucho que le entusiasme la idea.

Antes de seguir, para que entiendan de qué va tan tonta censura, les invito a leer las intervenciones a continuación. Extraido de  AQUI. 


6 respuestas a ¿Quién no tiene razones para el arrepentimineto?

Roberto PI dijo:

¿Para que escribir algo aquí si ustedes no lo van a publicar? Gracias a esa política de censura, alguien como yo, que solo tenía la intención de participar en otros Blogs, se hizo su uno. Todos tenemos derecho a decir nuestra opinión, eso es algo que ustedes no pueden entender.


Leonardo Adames. dijo:
Se queja de censura y le publican su queja… Me hubiera gustado ver su opinión. Quien censura y no ha dejado conocer la realidad de la injusticia que se comete contra René y los otros en Estados Unidos ha sido el propio gobierno de USA. Si la Miller no se arrepiente de su odio, debemos arreciar la denuncia por el mundo de tanta crueldad de un estado contra cinco inocentes; más aún cuando ese odio cruel pretende -en los cinco- castiagar otro estado y su pueblo, el cubano.


Roberto PI dijo:

Me parece excelente que esta vez no hayan eliminado mi comentario. Ya una vez lo hicieron. Vamos a ver cuánto dura esta bondad. En fin, que me alegro mucho de poder participar. Leonardo te confieso que nunca me interesé mucho por los espías al servicio del gobierno cubano. Incluso yo trabajaba en una universidad que estaba relacionada con el asunto cuando esto ocurrió. ¿Sabes porque no me interese? Porque en las cáceles cubanas hay varios cientos de cubanos cumpliendo condenas por expresarse en contra del gobierno. Tus héroes tuvieron excelentes abogados, los míos fueron acusados impunemente sin haber hecho nada que pueda ser condenable en ningún país del mundo. La mayoría no tuvieron ni un abogado del gobierno. Casi parezco tonto al recordarlo, pero hay que hacerlo; todo es del gobierno, incluso la justicia. Palabras como propaganda enemiga se manejan mucho en los juicios de Cuba. En mi país, es más peligroso gritar abajo Fidel, que acecinar a una persona.

Si fuera por mí, de veras que los excarcelaba a los cinco y los enviaba para Cuba. Ellos para mí son una falacia reclutadora de estudiantes para apoyar la ignominia que se vive en Cuba. Eso sí, les haría firmar un compromiso moral (claro que no puede ser legal) de que no han de pisar jamás estas malvadas tierras capitalistas. Ellos deben vivir lo que defienden. Si esto sigue, o sea si me dejan seguir, iré a los detalles de cómo se reprime y se tortura en Cuba. Y de cómo los medios de información son del gobierno. Claro, como ya dije antes, veamos cuánto dura esta bondad. Perdóname que tome tu comentario para que en caso de que se elimine lo que digo, poder republicarlo en mi Blog. Gracias por la cordial bienvenida.


iroelsanchez dijo:

Roberto:
¿Esa es la trampa? ¿Si no difundimos tus mentiras aquí las pones en tu blog y dices que no somos democráticos?
Tienes varios prejuicios y desde allí decretas la verdad y la mentira sobre Cuba pero hay muchas cosas que no dices:
1.    Hasta Amnistía internacional niega que en las cárceles cubanas haya un solo preso de conciencia.
2.    EU dedica a la propaganda contra Cuba más dinero que todo el presupuesto de los medios de comunicación cubanos.
3.    Los medios de comunicación en EU no son del gobierno, son del 1% que controla en ese país la prensa, la economía, el gobierno y todo lo demás. Pregúntale a los q están protestando contra Wall Street ahora mismo.
4.    Nadie puede probar un solo acto de tortura en Cuba. Por cierto todos los días son documentadas las barbaridades que comete EU en numerosos lugares del mundo.


mariana4cuba dijo:
Más claro ni el agua, a los cinco no le perdonan que sean dignos héroes cubanos y que hayan resistido todas las presiones.

Parece que para ciertas personas la dignidad no existe, y se molestan cuando la ven en los otros. Quizás es porque es un recordatorio molesto de la DIGNIDAD que no tienen?


raul dijo:
Roberto, eres preso del lugar donde vives y esclavo de las cosas que repiten que seguro estoy ni te interesa comprobar si son verdad o mentira…. En cuba no todos somos agentes como dicen los medios de prensa cuando abuchean a las “señoritas intocables” este es un publo lo suficientemente culto como para diferenciar donde está la justicia. Yo no soy agente, soy profesor universitario y defiendo a la revolución.
Pero nada…no te culpo por eso, la culpa la tienen otros, tu eres solo víctima….


Roberto PI dijo:
Tu comentario está pendiente de moderación.

Lamento mucho decepcionarlos si creyeron en mi a un señor mayor, en el restaurante Versalles de Miami, a las ocho de la mañana, tomándose un café y discutiendo de manera alterada sobre la política de Isla. Lo siento, yo no sería ese. Yo soy el que está yendo a Wall Street con agua y comida para apoyar a los estudiantes porque creo que lo que hacen es importante y necesario. Raúl entonces tu y yo, de alguna manera, podríamos ser hasta colegas; yo vivo en USA y tú en Cuba. Entonces Iroel, si piensas que haciendo comparaciones sobre los Estados Unidos, un país que está bajo mi pupila insomne y crítica, vas a justificar, tal vez enmascarar, lo que sí es una verdad, y que si está ocurriendo en tu país, en nuestro país, tendrás que buscar otra escaramuza. No hay trampas Iroel, solo la verdad. Incluso si lograras convencerme de algo con argumentos reales yo los aceptaría, no me importa lo que defiendas, aunque para mí lo que defiendes es una dictadura en donde solo hay Dioses falsos y creyentes asustados. No hay trampas porque tú puedes escribir en mi Blog lo que desees y yo no lo voy a borrar salvo que te pongas a gritar obscenidades. Es decir que obscenidades no se permiten ni de un lado, ni del otro. Decir que tengo perjuicios es perdonable porque no me conoces, pero hacen demasiado ligeras tus palabras. A alguien que me conozca, incluso a un par de enemigos, no les saldrían esos términos de la boca; te aseguro que les costarían.


Podría poner aquí una larga lista de presos cubanos para que escribas al lado cuáles son sus delitos como presos comunes. No me costaría trabajo, esa lista está disponible en esas páginas que tanto detestas. Tal vez te satisfaga poner al lado, comprar carne en la bolsa negra o solamente lo clásico, propaganda enemiga. ¿No te parece extremadamente ridículo? Ahora mismo hay varios detenidos sin cargos, solamente por salir a la calle a manifestarse. No sé si puedan ver esos videos allí, pero realmente son vergonzosos, realmente lo son. La policía política pegando sin clemencia tan solo por decir, viva la libertad. Ya sabemos que “libertad” es una palabra muy prostituida, pero aun así muy pocas veces esta tan bien dicha. Sin embargo, no hace falta esa lista, porque entonces sí que van a borrar lo que yo escriba aquí. Solamente te voy a nombrar a uno, que anula lo de “en las cárceles cubanas no hay un solo preso de conciencia”, Oscar Elia Bicet González, quien fue liberado en marzo de este año. ¿Ese era un narcotraficante? ¿Qué era? Amnistía Internacional no se enteró de que él estaba allí, ¿no es cierto? Pero digamos que este señor es agua pasada, vamos a la actualidad, ¿bajo qué crimen está detenida Sara Marta Fonseca? Ahora podrás escribir descalificaciones sobre estas personas, sobre todas las que fueron detenidas, pero realmente hay un único hecho que todos los afortunados como yo pudieron ver, los detuvieron por lo que pensaban, por lo que decían, no por otra cosa. Incluso la policía les prohibió salir a la calle, lo han visto quienes han querido verlo, claro.

Sobre los medios que están en manos del gobierno. Lo siento, no te insultes por favor, pero eso me sacó una gran sonrisa. Ese tipo de argumentos son de los mas infantiles que uno puede oír por acá y créeme, los que están aquí cuando oyen algo así les pasa lo mismo. Realmente ese sería el gran deseo del gobierno y de muchas empresas que temen de manera terrorífica a la prensa. El 27 de septiembre comenzó lo Wall Street, al otro día en la mañana ya estaba en el televisor, en todas las cadenas de televisión, que no sé si sabes que son varios cientos. Unas le dieron el peso real como NY2, BBC, CNN, FOX, etc., pero otras fueron más ligeras, pero de todas formas estaba en todas las cadenas de televisión. Me gustaría saber si puedes ver en la televisión cubana la manera vulgar y abusiva en que son detenidos los disidentes (o sea los gusanos). Claro que no. Es una comparación realmente chocarrera. Sobre torturas. Bueno, ahí están los videos con los testimonios, que tampoco se podrán poner aquí, pero claro, seguramente todos mienten porque están llenos de odio y son unos pagados por el imperialismo. Otra vez mi sonrisa, pero esta vez con un dejo de tristeza. Espero que entiendas, no es ironía, que es bastante difícil filmar una tortura en una cárcel cubana. ¿No te parece?

Por cierto Raúl, yo no dije en ningún momento que tú fueras un agente de la Seguridad del Estado; yo nunca digo lo que no sé. Si abucheas a las Damas de Blanco, créeme aquí hay videos en donde les gritan putas y las golpean. Lo he visto, pero también entiendo que no lo puedas ver tú. Raúl, yo leo todas las mañanas el Granma, ¿puedes leer tu el New York Time? .....

.... La libertad real está dentro de uno mismo. Yo puedo cambiar mi mente si me convencen con argumentos creíbles y sólidos, porque yo no soy propenso a los dogmatismos. Esa ventaja se la debo a un gran comunista, que por cierto es mi padre, con el cual, como podrás suponer, no coincido en casi nada. Me enseñó a pensar y no a repetir. Yo soy de los que incluso van a la contraria casi siempre de la mayoría, por mi miedo a dejarme arrastrar. Raúl, estar con la mayoría siempre es lo más fácil, pero casi siempre es también lo más cobarde.

§  iroelsanchez dijo: 7
 octubre, 2011 en 16:27
Roberto:
Aquí te dejo este artículo del periodista cubano Lázaro Fariñas que, como tú, vive en Estados Unidos, y no es una persona joven. Fariñas responde gran parte de lo que dices sobre Cuba y las comparaciones que haces.
En cuanto tu invitación a la libertad, tu concepción es totalmente dependiente del dinero e indisfrutable por el 80% de la humanidad.
¿Represión en Cuba? Ver las fotos de Grecia
Lázaro Fariñas
Rebelión
Los voceros del anti cubanismo en Miami han lanzado una campaña propagandista con el propósito de denunciar al gobierno cubano por reprimir a la “oposición democrática” de la isla. La intención de la misma es que se haga con Cuba lo que se hizo con Libia: buscar el pretexto, al igual que buscaron en aquel país, diciendo que las autoridades cubanas están reprimiendo violentamente a la población civil y por lo tanto, hay que derrocar al régimen cubano. La pregunta que le hacen al presidente de los Estados Unidos es: ¿Y por qué no Cuba también?
El problema que tienen esta gente para conseguir sus propósitos es que la llamada represión en Cuba no pasa de dos o tres empujones o de detenciones de cuatro o cinco horas a unos grupitos de personas que se llaman disidentes y que además son desconocidos por la población en general. Las “grandes” manifestaciones de las Damas de Blanco, que son las que cuentan con más recursos económicos, no pasan de dos o tres docenas de personas. Algunas veces logran llevar algunas decenas más, si es que el presupuesto, en esa ocasión, se los permite. Las otras protestas son dignas de risa: tres mujeres gritando consignas contra el gobierno en las escalinatas del Capitolio Nacional; dos mujeres tocando unas calderas en el Mercado Único, y seis o siete personas gritando “libertad” a la orilla de algún río, bien alejados del público. Me imagino que el gobierno cubano tiene todos los equipos que le harían falta para reprimir, en caso de que fuera necesario, pero la verdad es que nunca los ha tenido que usar. Nunca se ha visto a la policía lanzando gases lacrimógenos, ni siquiera dándole palos a los ciudadanos cuando ha habido arrestos, porque, sencillamente, no ha sido necesario usarlos contra unas decenas de personas que, de vez en cuando, salen a provocar disturbios. La población cubana, evidentemente, no respalda a esta gente. Si así fuera, se les uniría en las calles.
El último show lo hicieron en el municipio de Rancho Boyeros, donde, desde dentro de una casa que tiene una cerca de alambre enfrente de la misma, gritaban consignas contra el gobierno. ¿Qué tanta represión hay en Cuba, que ninguno de los que defendían al gobierno –que estaban fuera de la propiedad gritando consignas a favor de la Revolución– en ningún momento traspasaron la cerca de la casa? Como decía un viejo periodista cubano, amigo mío que vivía en Miami: ¿Qué clase de dictadura es esa? Esa dictadura no es seria. ¿Qué clase de represión es esa? Esa represión no es seria. Seria sí es la que está propinando la policía griega contra, no diez o doce, sino contra decenas de miles de personas. Por ahí andan, por la red de redes, fotografías de la policía griega, palo en mano, pegándole a una mujer fotógrafa, o la de un hombre sin camisa, tinto en sangre, o la de un agente cayéndole a patadas a otro manifestante. Eso sí es represión en serio y no los moraditos que presentan los “luchadores por la libertad” de Cuba cada vez que montan un tingladito propagandista.
Hace unos días, un conocido disidente cubano sacó una lista de nombres de personas que habían caído presos. En la lista aparecían los nombre de los jugadores de un equipo de futbol boliviano y hasta el de un pintor del siglo XVIII. Ese mismo disidente, la semana pasada afirmó, sin pruebas ningunas, que había habido más de quinientas detenciones en Cuba en el mes de septiembre. Supongamos que sí hubo esas detenciones de vía rápida, pero es que el otro día en el puente de Brooklyn en Nueva York, en solamente dos horas, hubo setecientas detenciones. Ahí sí hay fotos de la policía lanzándole gas pimienta en los ojos a algunos de los detenidos, o en España con los Indignados, que ya no hay forma de saber cuántas detenciones han ocurrido desde que empezó el movimiento de protesta.
A pesar de que todas estas verdaderas y violentas represiones han estado ocurriendo en esos países llamados democráticos y modernos, algunos medios de España se han hecho eco de las “famosas represiones” del gobierno cubano contra la llamada oposición democrática. 


Afortunadamente, ya en los Estados Unidos esos reportes propagandísticos apenas salen de vez en cuando de las fronteras del condado Miami Dade.
Si no fuera que se conoce perfectamente que a todos esos medios que proclaman la existencia de una represión violenta en Cuba les importa tres bledos la objetividad y que solo lo hacen con el propósito de hacerle daño al gobierno cubano, habría que tenerle pena ajena por el ridículo que están haciendo cada vez que hablan de la represión gubernamental en Cuba. De los medios anti cubanos de Miami, se entiende por qué lo hacen, y de los grandes medios, se comprende ya que da lo mismo Pascual Angulo, que Angulo Pascual.


Lo que viene hora fue censurado. Nunca fue publicado y es la razón de este articulo. 


Yo te confieso que esperaba dos cosas. La primera era que no me respondieran, pues por lo visto se han demorado mucho en aprobar mi comentario anterior. Pensé que me estaban proporcionando ya, de cierta irónica manera, material para mi Blog, pero no, me han retenido aquí y me alegro sinceramente. Lo segundo que esperaba, en caso de que me respondieran, simplemente algo más. No me parece, no es mi intención ofenderles, que estar pegando en un Blog lo que escriben otros, sea digno y mucho menos personal. Sé que muchos lo hacen, de ambas partes, pero yo no lo comparto. Por mi parte yo citó fuentes, pero mis artículos son íntegramente míos. A eso seguramente es a lo que se refería Raúl con lo de repetir lo que dicen otros.


Cuando escribimos algo, no solo tiene que sonar bien, no solo tiene que ser creativo, también tiene que transmitir la realidad clara y pura, porque cualquier intento de acomodarla, distorsiona la realidad a la vista de cualquier ser inteligente. Tal vez has oído alguna vez eso de que «una imagen vale más que mil palabras». Siento pena de aceptarlo, más que mi amor son las letras, pero es verdad. Viene un señor y hace un par de fotos, las arregla un poco en photoshop y logra más impacto que tú que dedicaste un día entero a escribir quince páginas sobre una misma imagen. Él en dos horas de trabajo transmitió más realidad que tú.

Bien, hablemos de ese artículo que no has escrito tú, pero que me has recomendado para esclarecerme que en Cuba no existe represión. Primero ya salta y ofende el termino anti-cubanismo. Ya la objetividad de lo que se habla más adelante se hace borrosa. ¿Anti-cubanismo? ¿Por qué no decir anticastrismo, anticomunismo, contrarrevolucionario, incluso gusano, etc.? Ya de primera intención, Lázaro Fariñas está denunciando lo intolerante que él también puede ser. Eso ya no le diferencia mucho de los ortodoxos anticastristas de Miami. Es fácil entenderle, «si no estás a favor de la política del gobierno de Cuba, entonces es que odias a los cubanos».

Pero si, buena pregunta. ¿Por qué no Cuba también? (pregunta dejada al aire por el mismo fariñas). Yo levanto la mano para responder. Gracias por dejarme responder.

Simplemente porque los cubanos no tienen petróleo, ¿por qué más podría ser? Si alguien cree que puede justificar una dictadura por la mala política de otro país, sencillamente es una vergüenza y todo se vuelve uno de esos  juegos del nunca acabar.

Hablemos de represión, para eso es el artículo de Fariñas. Lo de una imagen vale más que mil palabras, fue con toda intención, como seguramente sospechaste. Primero no creo que hayan sido dos o tres empujones, ni uno que otro moretón. Yo puedo ver las imágenes; llevo años haciéndolo. Pero es injusto analizar las cosas desde esa configuración, simplemente porque se tratan de situaciones que no son comparables.

Cuando veo las imágenes del movimiento M15 en España, en Grecia contra las medidas de UE y en Wall Street contra la política financiera de EUA, también me saltan otras preguntas. Puede que te apetezca analizarlas conmigo. Vamos despacio.

Como bien destaca Fariñas estos grupos en Cuba son pequeños, pero espero que reconozcas que son muchos más que hace unos cinco años atrás. En aquella época, incluso era impensable que quince desarrapados salieran a la calle con pancartas mal escritas para gritar consignas que no estuvieran «acorde con los principios de la Revolución». Si aceptas eso, vamos progresando. Me salta mi primera pregunta. ¿Nunca te ha parecido grotesco que las votaciones en el parlamento cubano sean unánimes? ¿Eso te da la imagen de consenso o de terror? Mi respuesta es la segunda, me imagino que políticamente tú te sientas inclinado a escoger la primera. En cualquiera de ambos casos queda vigente un hecho, el que vote en contra, tendría que explicarlo. Sin dudas que tendría que hacerlo; las votaciones no son secretas.

Ahora regresemos a esos insignificantes disidentes, esos que son minoría. Vamos que yo espero que no niegues que tienen mucho valor. No todo el mundo esta tan loco de pararse frente al jefe del sector de la policía, quien le está diciendo que no pueden salir a la calle a protestar, sin explicarle el porqué. Todo es porque simplemente lo dice él y le responden. «¿Pues sabes qué? Es mi derecho, si quieres matarme, mátame, pero yo si salgo porque yo también soy un ciudadano de este país». Y claro, ya sabemos lo que pasó después. Es decir, yo lo sé. Yo vi las imágenes; esas que valen más que nuestras palabras. La pregunta que viene ahora es. ¿Si esta gente es una insignificancia porque la Seguridad del Estado los acosa, los golpea, los persigue y los encarcela? Será que tienen miedo que otros que hasta ahora son meros observadores digan, «¡Eh!, si a estos no les pasó nada, pues yo también voto en contra».

Voy a hacer una rápida transición a los actos policiales abusivos que hemos visto en los últimos días, después regresamos los intrascendentes pordioseritos disidentes. Pues sí, ahí están las imágenes. Terribles imágenes. Unas imágenes que dan suficiente betún para limpiar las viejas botas manchadas de sangre, pero claro, eso es lo de menos ahora. De hecho yo mismo contribuí a que se difundieran esas imágenes por el mundo. Algunos hicimos muy bien nuestra parte y me siento satisfecho por ello. Aquí vienen, Iroel, la diferencia o las diferencias.

1. Los policías que tuvieron la desafortunada suerte de ser captados por algún lente, dando golpes o ejerciendo acciones excesivas contra los manifestantes, te lo aseguro, ya la están pasando mal y la pasarán más mal. Tendrán que enfrentar procesos judiciales. Aquí a los abogados les encantan estos pleitos. Yo diría que cada uno tiene su momento de gloria y ese es el de ellos. Pero eso está bien para mí, al menos en este caso.

2. Los manifestantes, estos también tendrán abogados y la prensa los va ayudar mucho a cobrar las indemnizaciones correspondientes. De lo cual también me alegro mucho, por cierto.

3. Sobre de que son muchos estos manifestantes, eso es una gran suerte, ¿no te parece? Y qué bueno que sea así, pero tal vez ellos no tienen miedo a manifestarse. Puede que nadie les haya dicho: «No pueden salir de su casa a manifestarse».

4. Seguramente es un razonamiento matemático cruel, pero ¿mientras más gente se manifiesta, más probabilidad de que se derrame más sangre? Tiene sentido, ¿verdad?

5. Lo último. En una sociedad en donde es legal protestar, aunque a muchos les moleste, es probable que los protestantes sientan menos temor de insultar a los policías y las fuerzas del orden. Vi varios insultos y me consta. También digo que eso está mal.

Vamos a los intrascendentes pordioseritos disidentes.

1. Nunca vez insultos personales de parte de estos, pero si en su contra. De hecho hay insultos bastante vulgares. Claro que me dirás que eso nace del fervor de los que se sienten ofendidos. Por favor Iroel, ¿cuánta valentía puede haber en un individuo, que grita escoltado de otros cientos de gritos?, y grita a esos infinitesimales disidentes. De verdad, ¿no te parece eso una cobardía? Recuerdo ahora. ¿No te parece bajo...., no hay otra manera de decirlo,….sobarse los testículos ante una mujer que grita viva la democracia?

2. Cuando estas personas son detenidas, ¿cuáles son los cargos? ¿Desorden público? ¿Por qué no se detiene también a los agresores? En cualquier país del mundo estos son objetivamente interpretados como agentes que distorsionan ese orden. ¿Qué sucede en realidad?, ¿que ese desorden más bien estaba planificado?

3. Si son tan pocos, ¿a que se le teme tanto? ¿Por qué entonces no les dejan decir lo que deseen?, si afín de cuentas ellos no pueden publicar su artículo en el Granma. Siento tanta curiosidad y sé que molesta, pero ¿cuál es entonces la razón de ese miedo? ¿Será que en realidad los que están asustados son los que están contra el gobierno y que es mejor así, mantenerlos asustados?

4. ¿Cuándo voy a ver a un policía cubano, o a un “contradisidente”, en un tribunal enfrentando cargos por pegar a un disidente? ¿Ocurrirá alguna vez?

Entonces la comparación de Fariñas, no solo es ridícula, sino que también es injusta y desequilibrada.

Fariñas se queja de que los medios de prensa se hacen eco de lo que él considera que no es represión en Cuba, pero no dice nada de que esos medios también denuncian la represión dentro de sus propios países. ¿Por qué Fariñas no dice nada sobre la prensa del gobierno cubano?

Fariñas dice que si lo de Cuba es una dictadura, es una dictadora muy débil. Ridiculiza con efectividad a aquellos que hablan de dictadura cubana, de represión. Bueno de acuerdo, aceptemos que es una dictadura débil, pero también podríamos decir que está en la mira del mundo y que no le queda más remedio que ser débil. Desde luego no es la dictadura de los sesenta, pero en los sesenta aun no era una dinastía, ahora sí lo es. Las cosas cabían, sí, pero no exactamente para mejor. Creo que Fariña pretende ver solo una parte del problema y yo juraría que siente tanto odio como un recalcitrante anticastrista. ¿De verdad no lo notaste?

Si yo fuera el crítico de Lázaro Fariñas, me atrevería a asegurar que su artículo es una imagen especular de cualquiera de esos artículos que se pueden leer en el condado Miami Dade y que al parecer, él aborrece.  Dextrógiro o levógiro, qué más da, si es un poco más de lo mismo.

Sobre la libertad, yo puedo ser libre en una prisión, lo único que necesitaría es papel y pluma (mejor mi laptop). No siento cargo de consciencia en poder viajar, es un derecho. Hay muchos que cuentan con el dinero necesario para hacerlo, pero tendrían que pedir permiso para ello dentro de su propio país.


Como ya les dije eso si no fue aceptado y no se tomaron el trabajo de darme explicaciones.


Una vez comprobado, aclaro que lo postee más de cinco veces, que mi opinión no sería aceptada por la moderación, nuevamente me sentí confirmado. Pasados ya muchísimos días y con la seguridad de que no habría respuesta, porque es obvio que ese Blog no está diseñado contra el enemigo sino para reabastecer de savia a los abyectos y confirmados, entendí que no iban a entrar en discusiones de razonamientos. Cuando suceden estas cosas es cuando más comprendo cuan vulgares pueden ser aquellos que enarbolan mentiras y su vez nos llaman mentirosos. Pero yo tenía la esperanza de estar equivocado. Puede que les parezca gracioso, pero yo siempre caigo en eso de esperar algo bueno del enemigo. Así me dije, conoce un poco mejor a Iroel Sánchez y no saques conclusiones apresuradas. Y ahí están estas dos entrevistas que encontré. La primera no es tan larga como las segunda.

(refiriéndose al aprendizaje)
“……y después hemos tratado de verlo también desde nuestra perspectiva, de cómo nos puede aportar eso. Creo que ha sido muy estimulante, sobre todo saber; estimulante y te compromete también, ¿no? Saber que la gente espera, siempre que sucede algo, bueno, cuál es la perspectiva y uno trata de hacerlo lo mejor que puede, ¿no? Desde nuestra perspectiva y también desde. Yo creo que una publicación, por modesta que sea,  la pupila insomne es muy modesta, es un instrumento para empujar las cosas hacia donde nosotros creemos que deben ir. Y hay gente empujando hacia otros lugares y gente empujando en contra, entonces el modo en que tu, la sistematicidad con que tu lo hagas, las ganas con que tu lo hagas, vaya creo que, hacerlo con ganas, como el amor hay que hacerlo también, y levantarse todos los días diciendo que, bueno que de nuevo hay, con ganas de aportar y sumar. Yo creo que los compañeros que estaban allá, que nos han hecho la sorpresa de venir muchos más de los que esperábamos. Se levantan todos los días con esas ganas de aprender y creo que es lo que hemos descubierto también, que hay mucha gente que quiere hacer cosas, que quiere aportar, a la comunicación desde esta perspectiva, hay, había aquí varias personas que no residen en Cuba y que nos han ayudado a ver esto desde otra perspectiva. Y yo  creo que esa idea de construir juntos una visión múltiple de Cuba y de alguna manera del mundo, y hacerlo desde lo más auténticamente posible, decir lo que pensamos, con toda la transparencia que se pueda, ¿no? Y eso es lo que, yo creo, que lo poquito que te pudiéramos aportar, yo creo que hay muchos compañeros en esa misma, y lo que hemos aprendido a lo largo de este año, ha sido, sobre todo, un proceso de aprendizaje”.

(palabras extraídas del primer video; se acepta cualquier corrección). Pueden ver el video a continuación. 




Bueno, pues sepan ustedes que todo lo anterior, aunque cueste trabajo creerlo, son las incongruentes palabras de un Director del Instituto Cubano del Libro. He omitido muchas intercesiones de “eh”,  junto a otros varios “¿no?”, porque hacen bastante desesperante poder entenderle. Pero está bien, una cosa es  que un “hombre de letras” no sepa expresarse en público y otra es lo dice en realidad. Entre innumerables “eh” y “¿no?” hay muchas oraciones indiscretas. Cuando se oyen esas oraciones uno no pude dejar de sorprenderse. Iroel expresa claramente varias cosas.


1. Está comprometido. (A diferencia de él, yo me siento afortunado de que nunca estoy comprometido).
2. Su Blog no es solo su Blog, pertenece a un equipo.
3. Para él la realidad se puede empujar hacia una dirección u otra, según las conveniencias. ¿Qué pasó con la verdad autentica? Digamos que “empujar es un «apártate tú, que ahí voy yo».
4. Hay que ser sistemático en la transmisión de la información. ¡Vaya! ¡Qué sorpresa! Resulta que eso también estuvo de moda durante el régimen nazi.
5. La que más me gustó fue “con toda la trasparecía que se pueda”. Obvio y preciso este Director. No siempre se pude ser transparente, según una forma diferente de entender su verdad; muy suya por cierto.

«Empujar», tal vez sea ahora sinónimo de «Censurar»; primera noticia, pero de acuerdo. Va y muchos de nosotros no estamos muy actualizados en las nuevas correcciones que esté haciendo la Real Academia de la Lengua Española en nuestra lengua.  De ninguna manera podríamos estar bien, más que se trata del Director de Instituto Cubano del Libro. ¡Por favor, él sidebe de estar actualizado! ¡Cuánta pretensión de nuestra parte tratar de interpretarlo! O sea, que acepto mi ignorancia, «empujar» ahora es «censurar», y está hasta es más bonito; ya no suena tan terrible.

En esa última intervención, Iroel fue incapaz de responder, como dirían muchos, de dar la cara. Se limitó a hacer un copy-paste de un artículo extremadamente absurdo por sus comparaciones de la represión en Cuba versus la represión en Grecia, básicamente. Lázaro Fariñas es para mi uno de esos periodistas parcializados y comprometidos, sin «dignidad»; esa palabra que mencionaron tanto en las respuestas del Blog de Iroel.

Mi respuestas las han visto anteriormente; en las intervenciones. Y esa de la última vez que no llegaron a postear.

La respuesta de La pupila de Insomne, es decir, la útil y versátil de Lázaro Fariñas, fue posteada cuarenta y ocho horas después de mi anterior comentario. Era obvio que se tomaron su tiempo y que les costo trabajo. Entonces acudieron al uso de las palabras de otro. Se trata de incompetencia real, de esa «poca capacidad» que se compensa plenamente con «fidelidad». No pudieron ocultar la inseguridad y la ineptitud para defender una posición. Añadida a esta desvergüenza, no fue posteada tampoco mi anterior respuesta hasta que no encontraron una respuesta “adecuada”, es decir, el mencionado artículo de Fariñas.

A continuación del artículo posteado de Fariñas yo debería estar convencido de mi error; al parecer ya no había nada que argumentar.

Ya puedo imaginarme el papel ridículo al que estarían destinados estos «intelectuales» en un debate abierto, a tiempo controlado, con un moderador imparcial,  en una televisión pública y en directo. ¿Se imaginan?

Pero quiero dejarles esta nota importante:

Hay una psicología perceptible en la mayoría de los individuos que defienden la absurda política del gobierno cubano. Es la de hacer comparaciones inmediatas  con el enemigo imperialista. Nunca hay una respuesta directa sobre el problema, todo se limita a exacerbar el sentimiento antiamericano que está muy disgregado por el mundo. Es decir, que el mensaje siempre es el mismo, «no es tan malo esto, porque mira lo que hacen estos otros». En este caso el mensaje fue, «no hay tanta represión en Cuba, si mira como reprimen los gobiernos capitalistas».

Invariablemente es la misma medicina. En mi caso, esta no era opción porque yo he criticado y critico muchas de las políticas del gobierno norteamericano y no soy yo precisamente de esos que suelen decir «este es el mejor país del mundo». Realmente por nada del mundo diría yo algo así. Inesperado fiasco: «¿Bueno, si a este tipo le da lo mismo lo que digamos contra los Estados Unidos entonces que?, ¿y ahora por dónde nos vamos?».

Tácticamente es una falsedad que se encamina siempre de la misma manera, porque los cubanos, a falta de comparaciones posibles por su educación enclaustrada, tienden a caer en la trampa de enrolarse en la defensa de las cosas que no son defendibles respecto al gobierno que les ampara.

Podría decirse que es una especie de agradecimiento malsano y que les arrastra al mismo sistema de argumentos cansados, defendiendo todo lo que dio a luz en la Revolución.

Si creían que esto terminaba aquí, siento decirles que no. Pues bien, no conforme con que me censuraran tan impúdicamente, decidí escribirle una carta personal a este señor. Le hice la promesa de que no sería yo el primero que publicase esa carta y por eso no la verán aquí; y yo tengo palabra. En ella le expliqué mis argumentos por los cuales yo consideraba que ellos deberían publicar lo que yo escribiese en su Blog y que ellos deberían defenderlo. Era para mí la última apelación de lo que yo considero un debate inteligente y honrado, pero tampoco me respondieron. Eso de que no me respondieron aun no lo tengo muy claro, pero no lo hicieron de una manera privada, como yo estaba esperando. Pienso que la cobardía fue lo que triunfo de aquel lado de la ignominia.


Ayer recibí en mi email, una carta procedente de un correo desconocido, del que rebotan los mensajes de respuesta. Es decir que fue una cuenta de correo creada para escribirme, pero que ya fue cerrada. Pero yo no prometí nada respecto a alguien del que no se conoce nada; donde no hay una identificación real. Escuchen lo que dice “el indignado”.


Usted, señor de los infiernos, quien se dedica a la difamación y a la mentira, debería limpiarse la boca antes de criticar a la Revolución y debería por tanto asomarse a la ventana para ver lo qué está pasando allá abajo, donde la altura de su estupidez le limita mirar bien.


Usted no entiende porque nos mantenemos fuertes y vigilantes y guardando con recelo nuestras conquistas que ustedes pretenden negar. Estamos bloqueados, porque para algunos somos un mal ejemplo y no desean que salgamos adelante.

Usted, que no tiene pelos en la lengua para criticar a ese gobierno que se cree el dueño del mundo y que casi lo es, debería entenderlo mejor que nadie.

Usted es como un clavo viejo que se resiste a salir de la madera podrida. No tienen un lugar donde agarrase.

Usted nos mira fríamente como si nosotros quisiéramos que las cosas fueran como son.  No le parece una buena idea mirar a África, ni a los millones de seres humanos que no tienen seguro medico en su país, ni a las familias que están perdiendo sus casas por esa trampa maliciosa del sueño americano.

Si claro, que estamos parcializados, nosotros nos parcializamos con la justica y con igualdad plena del hombre. Todo aquel que no lo entienda, o mejor dicho, que no lo quiera entender, porque está más claro que el agua, es nuestro enemigo y vamos a defendernos de él con todos los medios a nuestro alcance, desde nuestro último reducto, desde nuestra última trinchera.  

No creo poder persuadirle de sus palabras envenenadas, llenas de odio contra el pueblo de donde proviene, pues seguramente usted ya bebió una dosis muy grande y no puede ser salvado, pero no esparza más su bilis en lugares de internet en donde intentamos mantener la pureza de ser cubanos. Confórmese con su pocilga viciada y haga su cuarentena de muerte lejos de nosotros,

El indignado.


Muy bien redactado, conciso y yo diría que honesto. Algo así estuve esperando durante todo este tiempo, pero ya han pasado semanas. Además, no cuento con pruebas de que sea esta al final la respuesta de «La Pupila Insomne» que estuve esperando. Como ya comenté, no hay una identificación que lo permita, pero mi sentido común me dice de alguna manera que si lo es. Es muy simpática la parte del clavo viejo, menuda imaginación cuando lo que me sobra es información de donde aguantarme.


Mi respuesta sigue siendo la misma, no hay cambios, mi respuesta es la de las letricas en naranja. Pero para que no tengan que regresar atrás yo diría, que todo el mal del mundo no justifica ningún mal alternativo.

Todo esto me ha dado la seguridad moral que necesitaba para hacer lo que estoy haciendo en estos momentos. Poniendo a la consideración de ustedes, cuan decorosos son estos blogueros oficiales de la revolución cubana.

Lo cierto es, que el señor Iroel Sánchez, demuestra lo que es. Lo hace sin pudor, sin que lo pueda ocultar. Es uno de esos  pregoneros de ideas de coros; verdugos de la limpieza. Ya mi superstición de imágenes me indicaba débilmente lo que era. Su sonrisa burlona y su mirada escurridiza, al menos a mí me decía algo. Y una de ellas es que él es consciente de lo hace. No es un engañado y esto le ubica en la posición de culpable en cuanto a la infamia. Como el mismo dice en el otro video, «se tata de ser traviesos». Recomiendo que vean también ese segundo video, aunque les adelanto que es mucho más largo; también es más revelador.

Creo que todo hubiera sido mucho más sencillo si Iroel hubiera aceptado el reto de plantar cara y de asentir a una discusión respetuosa que casi le imploraba, pero evidente su opción es la de empujar. ¡Umm!,  realmente  suena mejor «empujar» que «censurar». Las puertas de este Blog estarán abiertas y a la espera de cualquier Iroel, esos revolucionarios de la decadencia, que hasta ahora solo han demostrado tener muy poca dignidad y una dudosa calidad intelectual. Que accedan a continuar lo que empezamos en esa Pupila Insomne. Una pupila agotada e incapaz de sostener la mirada.  Fue por su propia decisión que no se pudo continuar. A Iroel, y todos aquellos que se comportan de una manera tan pueril, tienen mi promesa de que en este lugar no se empujará a nadie.

6 comentarios:

  1. Ay, pero si hace descarado lo conozco yo. Un trajin que era. Seguro que ahora se esta vengando del mundo como siempre hacen los cobardes. No me imagine que el pudiera servir para mentirosito de los castros. Ese tipo le gusta todo lo bueno mas que a nadie, la doble moral de algunos es una cosa que me encabrona mucho, pero la de este en especial, es para mandarlo pal monte con las cucarachas. No dije lo otro porque despues son capaces de decir que los quieren asesinar. Por si lee este Blog, yo soy Leo. El va a saber quien soy.

    ResponderEliminar
  2. Francisco Lobo Malo (mis apellidos son reales)4/20/2012 03:58:00 p. m.

    Oiga señor, su articulo esta buenísimo, pero le recomiendo que no escriba tanto. Yo pense que nunca iba a llegar al final, pero si que esta bueno. Todos ellos son iguales, unos desfachatados

    ResponderEliminar
  3. Francisco Lobo Malo4/20/2012 04:06:00 p. m.

    Lo que no entiendo como usted pierde el tiempo con esta sa gente. Usted no sabia que lo iban a censurar? Y gracias Leonardo por darme este enlace, se me habia olvidado decirtelo. Aprenda de esa gente, escriben una boberia de tres oraciones, pero todos los dias y ya vio usted cuantos imbeciles los apoyan. Le digo que de verdad me ha gustado. Que bueno hubiera estado eso si le aceptan la pelea. Yo de primera hubiera apostado por un ganador y no porque tenga lusted a razon, es que no se le iba ni una. C---, son tremendos cara de guantes. Que lastima.

    ResponderEliminar
  4. Señor Pedreiturria. En el mundo en que usted vive es muy fácil tener su punto de vista. A usted no le falta la comida, a usted no le falta esas cosas que hacen la vida más agradable. Por eso usted puede darse el lujo de ser filántropo en busca de la absoluta verdad, pero es su verdad, hay muchas verdades que usted desconoce. Me duele decirle esto a alguien de quien pienso irreflexivamente que es muy inteligente. Hay que ver como ha escrito usted, cómo a razonado todo, su detalle. Como dice ese Lobo, a usted no se le va ni una, pero yo le digo que eso no le hace mejor a que a otros, esos que usted no duda en burlarse por no saber expresarse. Eso fue grotesco. Esa habilidad no le hace favores extras señor, ni su inteligencia le da toda la razón, nada más una parte de esa razón. Dígame porque los Estados Unidos no deja al gobierno cubano en paz, dígame porque se gasta tanto dinero en frenar a la revolución. Con esa correlación de fuerzas tan diferentes es muy fácil erigirse el cornetín de la verdad. Me da lástima con usted que por referencias propias se que es una buena persona, pero usted se acerca más a la mezquindad de su medio que a la cultura de la verdad. Cuando el enemigo es tan poderoso señor Roberto vale todo. Vale morder, patalear, empujar. No se puede ser puro con hambre y no se puede ser limpio cuando te llenan de basura. La poesía es un don y no se puede razonar y esta Revolución es poesía. Conozco gente que no puede entenderlo y por eso usted tiene la dicha de no estar solo en ese mundo gris. Viva la Revolución Socialista.

    ResponderEliminar
  5. Estoy completamente de acuerdo Claudio. Es una vergüenza que estos individuos se crean tan seguros en su forma de interpretar las situaciones. Como cree que íbamos a soportar y a entretenernos con su verborrea cuando las cosas son dinámicas y van cambiando. Si fuera por el había que pasarse todo el reato discutiendo la misma bobería. Para colmo el hombre es avispado y sabe como llevarlo a uno a su terreno. De eso nada monada. Muy bien censurado. Que escriba su mierda en su Blog, no en nuestro espacio, que ese lo defendemos hasta la muerte.

    ResponderEliminar
  6. Bueno Claudio, definitivamente entendemos la poesía de una forma diferente. Yo en la Revolución no veo mas que unas coplillas mal escritas y que nadie podría cantar con gracia. Es una pena que usted no entienda que esas cosas, como dice usted, que hacen mas agradable la vida, no existen para los cubanos precisamente por eso que usted llama poesía. Pero déjeme que le diga algo, ser inteligente no es lo que me daría la razón, merece usted mismo, usted lo es y no la tiene. ¿Por que usted cree que el contexto decide la interpretación del asunto? Le voy a decir que yo estoy en contra del embargo, bloqueo para usted. El bloqueo le ha dado una imagen al gobierno de Cuba de perseguido, de apabullado, nada mas conveniente para su subsistencia. Eso le ha valido los favores del resto del mundo, eso le ha permitido conservar un a imagen de que son bloqueo hubieran salido adelanta. Un economista le diría de seguro todo lo que viene de los Estados Unidos es muy caro, que es mejor comprar fuera de ese mercado, ¿en que mas les ha perjudicado el bloqueo? Yo diría que el gobierno de nuestro país, le debería agradecer a los Estados Unidos ese estatus preferencial en cuanto a la imagen ante el mundo. Pero no he respondido a su pregunta. ¿Por que no? Realmente no lo se. Unas veces pienso que desean que las cosas sigan como están en ese país, otras pienso que son imbéciles, puede que un poco de las dos. Lamento mucho no poder contestarle, puede que si trabajara en el Pentágono tuviera mas información, pero realmente no lo se. Pero de una cosa estoy seguro ese Embargo no hace diferencias en la economía de la isla, que a su vez es tan desvergonzada que confiesa que necesita del dinero de "los traidores" para sobrevivir. Usted defiende que vale todo, y eso me da mucha pena también, ¡hasta donde han llegado! Mire Claudio al decir esto me pone usted en la situación de no darle nunca la espalda, porque en cualquier idioma eso quiere decir que los revolucionarios cubanos juegan sucio y que son unos traicioneros. A su compañera María Perdomo, no pienso responderle porque pienso que no vale la pena, tal vez con usted valga la pena esta perdida de tiempo, pero esta discusión no es para este lugar. Aspiro a sentarme algún día en el malecón y entablar esta conversación con usted, puede que si le mire a los ojos me atreva a darle la espalda, pero con lo que ha dicho de momento usted me deja una nueva preocupación sobre la moralidad de mis compatriotas.

    ResponderEliminar

Los comentarios podrían ser moderados con posterioridad. No serán admitidos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o que por su contenido pretendan serlo. Los comentarios que, en opinión del moderador, sobrepasen los límites de las descalificacions personales, también serán eliminados.