martes, 24 de septiembre de 2013

Cuatro años más para Ángela Merkel


La victoria de Ángela Merkel en Alemania en las recientes elecciones del pasado fin de semana no son el resultado de su popularidad como vienen afirmando diferentes medios de reconocido prestigio.

Una de las razones por la que Merkel se ha impuesto es la inseguridad de los alemanes en cuanto a su futuro económico. Los alemanes han resistido a los tropiezos de la Unión Europea, pero eso no quiere decir que lo hayan pasado bien. Han experimentado un decrecimiento de la canasta familiar en un 3.5 porciento y un notable declive de varios sectores de su industria nacional. La decisión de darle cuatro años más a Merkel se debe a otros dos motivos.

Los alemanes se han comparado con el resto de sus vecinos y han sacado cuentas de que pudo haberles ido peor. Después de todo su presidenta tomo medidas inteligentes como la de mantener altos niveles de formación profesional para los alemanes desempleados y además no los dejó a su suerte. Los compensó con ayudas que les permitieron superar la crisis sin convertirse en dependientes totales del Estado, insertándolos en empleos en los cuales una parte del salario corrió por parte del Gobierno. Alemania se ha mantuvo en «baja», pero siguió funcionando.

Pero la razón más importante no es precisamente esa estrategia de la Merkel para no dejar caer a sus ciudadanos al ritmo de la crisis, sino la incapacidad de los otros partidos para plantear alternativas. Estos han basado su campaña en desacreditar a la presidenta y se han olvidado  de plantear con seriedad sus alternativas. Los Social Demócratas hicieron una campaña para demonizar a su oponente al estilo USA y se desatendieron del hecho de que sus ciudadanos no piensan como estadounidenses. Ángela Merkel no tuvo que hacer mucho, sólo soportar como sus pancartas publicitarias eran arrancadas o modificadas. Era muy normal ver la Foto de Merkel sobrepintada con una nariz de payazo roja, pero nada más. Algo que molestó a muchos ciudadanos que decidieron dar un golpe a la actitud burlona y poco honesta de sus enemigos.

Muchos alemanes pensaron: «si eso es todo lo que me ofrecen los antiMerkel, no voy a arriesgar lo poco que tengo». Sin saberlo, el resto de los partidos trabajaron a favor de la campaña Merkel y ella solo se sentó a esperar.

Vivimos en tiempos de dudas y ya no es tan fácil ganar elecciones con lemas. Hace falta un poco mas que eso. Los partidos que pretendan virar las cosas a su favor deben ser concretos y sobre todo entendibles. Las monsergas duran un día y nadie se alimenta con ellas.

4 comentarios:

  1. Asi mismo es. Menos bla bla bla y un poco más de bienestar y seguridad para la gente.

    ResponderEliminar
  2. Y gano la Merkel? Si las encuestas aseguraban que ella se iba. Ya no se puede confiar en las encuestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martha yo no se como es que tu confias en escuestas porque casi nadie cree en ellas.

      Eliminar
  3. La gente cree que los alemanes estan muy contentos con la UE. Yo vivo en Berlin y casi todos mis compañero quieren Alemania se salga.

    ResponderEliminar

Los comentarios podrían ser moderados con posterioridad. No serán admitidos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o que por su contenido pretendan serlo. Los comentarios que, en opinión del moderador, sobrepasen los límites de las descalificacions personales, también serán eliminados.