miércoles, 6 de marzo de 2013

Consternación y dudas después del anuncio de Nicolás Maduro por la Muerte del líder venezolano Hugo Chávez Frías.



Foto falsa que se anticipó a la muerte de Hugo Chavez,
difundida a travez de Twitter
Hace poco más de dos años pudimos ver las muestras de dolor, cuasi histéricas, del pueblo de Corea del Norte inmediatamente después de ser anunciada la muerte de su líder Kim Jong-il. En aquella  ocasión el mundo se sorprendió una vez más, hombres y mujeres emitían sus llantos, cual gemidos teatrales de corte asiático, o eso nos parecían. El llanto era disciplinado y efusivo, transcendiendo el incienso que sobrevolaba la península coreana, más arriba del paralelo 38.

Ahora, nuevamente el llanto, esta vez reconocible por mi, o por mi legado cultural, no tan disciplinado ni organizado, pero siempre el mismo, el fanatismo absoluto al líder. Sí, Chávez era muy querido por una fracción muy significativa de su pueblo, que veía en él, el mesías que acabaría con los ricos, con la oligarquía como él mismo prefería llamarles.

En tanto, iba surgiendo una nueva clase con poder, que aparentemente representaba al pueblo, pero que casualmente tenía los mismos gustos occidentales que esa otra que poco a poco iba suplantándose.

No podemos olvidar que se trata de un país con uno de los recursos más apreciados de nuestra era, el petrolero. Ese recurso, nacionalizado y administrado por su gobierno le permitió maniobrar, siempre de manera muy generosa, en los países de su entorno latinoamericano. Unas veces para favorecer a sus aliados y otras para atacar a los enemigos que él elegía como tales.

Hombre de lenguaje vulgar, que recordaba con toda intención su poca cultura y carencias académicas, pero que sabía bien como usar su talento vociferador. Con esa idoneidad lograba atraer al público mayoritario de Venezuela,  que llevaba sufriendo durante décadas, bajo las palabras ilustres de otros gobernantes instruidos, el defalco.  Así fue como Venezuela entró en el siclo de las revoluciones de izquierdas, caracterizadas siempre por la perpetuidad y la putrefacción de sus dirigentes en el poder. ¿Cuánto tiempo hubiera gobernado Chávez si ese “cáncer imperialista” no le hubiera atacado? No lo sabremos, pero todo apunta a  que sería tan longevo en su poder como lo fue su maestro, sus propias palabras  cuando se refiere a su Comandante, Fidel Castro.

Pero la pregunta que ahora interesa es otra. ¿Qué va a pasar con Venezuela? ¿Habrán elecciones? Es probable que si. Siempre que la Habana se vuelva a sentir segura, las habrá. Es obvio que la capital cubana tiene una influencia profunda sobre Caracas y de acuerdo a esta misma proyección, Venezuela ha estado navegando con entusiasmo por la política de su región.

Chávez era un auténtico fanfarrón antiimperialista, pidiendo a gritos el reconocimiento de ser el objetivo malévolo de un país poderoso, al que el mundo ha odiado siempre de acuerdo a la moda progre. Su problema era otro, el del protagonismo, el de no tener que compartir el escenario. El gran líder exigía sin ocultarlo todas las cámaras frente a él, y mostrando al mundo la mejor de sus caras. De ahí, que cuanto más lo ignoraba el enemigo, más se exaltaba, más se remordía.  Los Estados Unidos no le hacían el caso suficiente, al menos tanto como él hubiera deseado. Mientras Venezuela cumpliera sus acuerdos económicos, bueno para el Imperio y bueno para la República Bolivariana, y esa era la realidad que no podía aceptar.

Herido y despechado por su la intrascendencia en las preocupaciones de occidente, insistió en su insolencia hasta que el plató fue solo para él.  Es de suponer que su maestro, enamorado del discípulo, hizo una buena parte del trabajo.

Hugo Chávez financió campañas en Argentina y en Bolivia, y hasta la fecha ha procurado que las calles de La Habana se mantengan más o menos iluminadas.  Nadie duda la importancia que tiene su actuación dentro América Latina y la influencia que ha suscitado dentro de la izquierda más rancia de Europa, pero esto también ha tenido un precio muy alto para Venezuela.

Fuentes AFP y Transparecia Internacional
 La decadencia económica del país hoy es más palpable. Supermercados desabastecidos, alto precio del combustible, además de ser el país más corrupto del hemisferio, después de Haití según el informe del 2011 de Transparencia Internacional, y una inseguridad ciudadana sin precedentes históricos. Ese es el país que deja Chávez, pero por si fuera poco se trata de un país dividido.

El pueblo venezolano no va en su conjunto hacia una misma dirección. Los preceptos para la recuperación económica están totalmente encontrados y se disputan abiertamente el derecho o no a la prevalencia de la propiedad privada. Chávez era ese individuo barriobajero que intervenía viviendas y locales y las repartía a dedo, mientras Televisa o el Canal Sur daban a conocer el espectáculo. Allí estaba Chávez, siempre vulgar, pero elocuente, autócrata, pero de pueblo, allí estaba para adueñarse de los escenarios.

La suerte de Venezuela es incierta, pero es evidente que la muerte del mandatario, además del mito que se auto-procura, también dará una nueva oportunidad de rectificar sus errores. No es posible vaticinar el futuro con tantas divisiones y tendencias diferentes. Soy pesimista, pero a pesar de ello tengo una leve esperanza de que su muerte de al traste con un nuevo amanecer para los venezolanos.

10 comentarios:

  1. Un poco mas de respeto para un gran hombre. Los venezolanos con dignidad no vamos a perdonar tus ofenzas, no lo olvides Sr. Robert. No lo ovides maldito bastardo imperialista.

    ResponderEliminar
  2. Por favor Robert, retire su asqueroso articulo y respete el luto de los venezolanos. Hagalo ahora.

    ResponderEliminar
  3. Vulgar es usted que no respeta ni a los muertos y haga el favor de limpiarce la boca antes de blasfemar sobre el Comandante Hugo Chavez, heredero de Bolivar y simbolo de patriotismo para cualquier venezolano. Hay pendejo, si te tuviera delante ahora.

    ResponderEliminar
  4. Oyeee, que salvajes son toda esta partida de animales. El reino de la violencia que sembró el caudillo, sigue dando sus frutos. No te amedrentes porque estamos contigo y porque son mas los que piensan como tu. Ahora estan que muerden, pero eso le pasa a todas las fieras.

    ResponderEliminar
  5. Iba a responderte de otra manera, pero Marcos me recordó que no estoy tratando con personas dadas al dialogo, así que lo borré y esta vez te has ganado mi otra respuesta. Si me tuvieras de frente, escoltado por el resto de tu manada, primero me escupirías para después patearme el estomago hasta que se doblegase. Seguidamente me aplastarías la cabeza a pisotones y seguramente en ese momento perderé el conocimiento. Mas adelante seguirás golpeándome junto a esos que llamas compañeros y unos minutos después moriría. Se me tuvieras de frente, pero sin nadie que te acompañe. Bajarías la cabeza como un cordero, una porque estoy seguro de que soy mucho más grande y fornido que tú, otra porque vas a atender mi mirada cubana de inmediato y por último porque detrás de un anónimo siempre hay un cobarde. No te extrañes si borro tus entradas, y esta mía, más adelante. Otra cosa, deja de bombearme con tus emails fascistas. ¡Eres muy obvio!

    ResponderEliminar
  6. Me basto yo solo, para hacerte tragar toda tu mierda.

    ResponderEliminar
  7. Rebeca de Guanbacoa3/06/2013 06:05:00 a. m.

    Seguro, si claro. Que valiente eres ANONIMO!

    ResponderEliminar
  8. Alberto Federico Blanco Gallardo3/06/2013 06:48:00 a. m.

    Lo que me molesta del chavismo no es que sean ciegos a Chavez, lo que me molesta que es sean tan vainas. Mira como han amenazado a este hombre. No se sabe si es uno o son varios, pero eso es lo que hacen siempre, mandar a callar y a cerrar todos los medios que no les sigan en su juego. No se dan cuenta de que a pesar de todo siguen viviendo en una democracia donde cado uno de sus miembros tiene derecho a opinar, y a opinar diferente. Me preocupa mi pueblo, yo tambien estoy muy pesimista en cuanto al futuro. Estamos rodeados de gente mala con ganas de violencia, de pegar, de usar la fuerza porque es lo unico que tienen. Anonimo, que poca cosa eres. Te leo y releeo y no veo que hayas dicho ni una sola cosa inteligente. Que verguenza siento por ti. Yo no me alegro de la muerte de tu Chavez, porque hubiera preferido que viviera para que vea que al final el pueblo y la gente como tu abrirían los ojos para entender lo que están haciendo con nuestra tierra. Ahora tiene un mártir. Que suerte tienen los canallas, que suerte.

    ResponderEliminar
  9. ANTONIO MARCOS RUBIO3/06/2013 02:52:00 p. m.

    Vaya por delante mi más sentida condolencia por una persona que ante todo fue eso una persona. Pero hoy es el día más indicado para hablar de él, tanto de lo bueno como de lo malo. La historia lo pondrá donde se merece... Su antiespañolismo rayaba en FOBIA y eso a mi me producía hurticaria. No se que narices le hizo España a Venezuela, más que ponerla en el mapa de las grandes naciones del mundo y darle cultura, terreno para echarle a los marranos, historia, raices, ciudades, un a administración, etc. etc., etc.... De brabucones está el mundo lleno y tal cual se expone en este artículo así era Chavez efectivamente. Se mostró siempre como un indigenista fundamentalista y solo veía a España como un ente mostruoso e imperialista. Ha hecho ostentacón de querer hacer lo mismo que tanto ha criticado, es decir alzar a Venezuela a claves de IMPERIO tratando de aglutinar en torno a ella a un grupo de naciones revolucionarias que harían del mundo futuro la gran panacea; y claro eso nunca será ya que iría en contra de su propia doctrina. Siempre habló mas que hizo y fue más egoista que iberoamericano. Cuando hablaba solo lo hacia en nombre propio bolivariano y todos los demás iberoamericanos eran malos por naturaleza. Engendró odio y separación y al final muere sin dejar gran huella. Trató a todo el mundo como si fueran niñoz malos y su verbo enredaba más que unía. Parecía no darse cuenta del daño que hacía y no respeteba a nadie en el uso de la palabra; se erigía en el centro de las reuniones y no caia gracioso a nadie. Creia ser simpático y sus gracias solo le hacian gracias a sus seguidores más fundamentalistas. Se propuso liderar un proceso de unión de naciones basadas en parámetros indigenistas excluyendo a todas las demás fuerzas. Solo era caudillo de una parte y visceral enemigo de los que no pensaban como él. No obstante nunca me calló mal del todo, por cuanto se enfrentaba a las malas prácticas de los USA (siempre ninguneando al mundo hispano). Para mí hablaba demasiado creyéndose el ombligo del mundo iberoamericano. Nadie lo promulgó de lider y él solo se autonomb´ro heredero del mundo de BOLIVAR, precisamente aquel que siempre m,andó a los indigenas a tomar viento fresco. Creo que deja un camino lleno de piedras y muchos obstáculos, amparándose en el petroleo cree que hará resucitar EL GRAN PENSAMIENTO DE LA UNION IBEROAMERICANA; pero parecía ENCABEZONADO en liquidarlo al mismo tiempo y nivel con el que quería construirlo. En fin para mi más sombras que luces. Pero, con todo y con eso, descanse en paz. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Mariano Villalongo3/07/2013 02:10:00 a. m.

    Chavez era el hombre que si eras su amigo te bañaba en bolivares, pero si te convertias en lo contrario te desaparecia. Se habia endiosado, o lo habian endiosado, creo que una mezcla, pero lo que es verdad es que se creia omnipotente. Como los dioses no mueren, hasta Maduro dice ahora que el cancer puede ser en un envio del imperio. Es decir que no conocen como es el cancer, que si te toca, en pocos meses llega la guadaña. Estan locos, estan histericos, llenos de odio que les inyectó por el caudillo. Yo se que muy bien que ni Bolivar era ese gran hombre intachable. Tambien era un corrupto y un dictador, asi que, que se puedia esperarar du un discipulo de tan poca cultura y preparacion, sobre todo en nuestros tiempos. Ya que mi pais esta tan dividido, le digo a mis compatriotas que ese era un ser humano como otro cualquiera, muy cualquiera. No era un enviado de Dios ni nada por el estilo. En paz descance y adelante Venezuela.

    ResponderEliminar

Los comentarios podrían ser moderados con posterioridad. No serán admitidos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o que por su contenido pretendan serlo. Los comentarios que, en opinión del moderador, sobrepasen los límites de las descalificacions personales, también serán eliminados.